¿Alfaristas a cargo del PRI en Jalisco?

Por Gregorio González Cabral

.

Más  propio  sería  decir que  el  nuevo  presidente  del  PRI  en  Jalisco  es  “Raymundista” -por  Raymundo  Gómez Flores-,  como  también lo  es   Enrique  Alfaro  Ramírez, apoyado   con  todo  por  Raymundo,  desde  cuando andaba  de  ideólogo  del  PRI.

Muy  cercano  al  grupo político de  “Los muéganos”,  era de los  de  Aristóteles,  con  Paco Ayón, Miguelito  Castro (¿ex Barba?),  Caro  Cabrera  y el  ahora    secretario del Trabajo   que   entra  en lugar  del   nuevo   presidente   estatal  del  PRI,  Tomás  Figueroa,  entonces   responsable  de  la  maquinaria  electoral,  de la tecnología del  fraude  electoral, de   fabricar las  elecciones,  pese  a  lo   cual   y   sin atender   el  qué  dirán  quienes  todavía  creen  en  Santa Claus  y  en  la diferencia  entre  partidos y  gobierno, Alfaro  se lo  llevó, con  otros  cuates,   en  vuelo  privado,  según eso  a  verse  en Cuba  con Silvio  Rodríguez  que  por  cierto,  ni  una   les  dedicó.

Iván  García Medina  de   plano   designa   al  nuevo  presidente  estatal  del  PRI   en  Jalisco, como: “ Héctor Pizano  Gómez Flores  Barba  Hernández Alfaro Ramírez”.

Por eso,  antes  de que lo  alinearan, recordándole  que “política  es  comer sapo  sin  hacer   gestos”, Rubén  Vázquez  soltó  en  público  lo   que los priistas   comentan  en  voz  baja  y  a  gritos: “La llegada  de Pizano  al PRI  representaría  entregarle  el   PRI  a  Enrique Alfaro, vía  Raymundo  Gómez  Flores…”.

Añadan  a  eso   que  Mariana Fernández  Ramírez,  prima  de  Enrique Alfaro Ramírez,  sigue  como  segunda  en el  mando  del  PRI  en Jalisco.  ¿Qué pueden   pensar  los  priistas,  a  quienes  regañan  porque  se  andan  ofreciendo con  los  40 ladrones  de  Emilio González  Márquez,  con “el  socio  de  Enrique”,  Lalo Rosales  para  que   los  sumen  a los  de Alfaro  ahora  que  va  a ser  “el  siguiente  gobernador  de  Jalisco”?

Digo,  porque  si   no es   esa  la a decisión  del  “voto  jalisciense”  desde Atlacomulco,  pues  nada más  falta  que inviten a Enrique Alfaro  a   Los  Pinos y  le organicen  conferencia  de  prensa  a su  gusto.

Ni  pregunta  cabe  sobre  ¿quiénes son  los que promueven  el  “band-wagon”, la  idea  de “carro  ganador”,   a  favor  de Enrique Alfaro,  ahora  que  Emilio González  Márquez y los saqueadores  del PAN  ya  no  están  mentándonos  la  madre  desde  Casa  Jalisco?

No  hay  otra  forma  de  interpretar   el   mensaje  de  Héctor  y  Mariana manejando   ahora   al  PRI   en  Jalisco.

Sólo   falta  que   Hugo  Luna, ya  que no pudo  linchar   magistrados,  aparezca  como  nuevo  enviado “independiente”  a   organizar el  teatro  y  contar  los    votos  en Jalisco para  2018.