Gente PVPlumazos

Acontecimientos depresivos

En América Latina cerca de 50 millones de personas viven con depresión, casi un 17 por ciento más que en 2005.

.

Por Carmina López Martínez
arizbeth.lopez@univa.mx

.

Un grupo de periodistas en la ciudad de Guadalajara se manifestó en contra de la violencia y la impunidad de los crímenes contra sus colegas. En una de las pancartas se escribió “Nos están matando”, sin ningún otro agregado.

Del Río Colorado al Río Suchiate la sangre corre sin destino, en ambas fronteras las personas que viven al borde de la muerte intentan pasar desapercibidas para no atraer la atención equivocada. Los otros saborean su amargura y el dolor ajeno. El miedo gobierna el corazón de los mexicanos y extranjeros esclavizados.

Cientos de personas eligen vivir desinformados, coinciden en que es mejor “no saber qué pasa para poder vivir tranquilos”. Y no los juzgo, para esas personas es difícil mantener un equilibrio en momentos de penumbra social, para ellos escuchar y leer malas noticias es alimentar un estado de ánimo débil casi al borde del suicidio.

El tema de salud deriva en asuntos delicados que deben ser atendidos por especialistas, pero ante todo se requiere detectar los problemas que afectan a millones de personas. Niños y adultos eligen la puerta falsa.

De acuerdo a los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la depresión, ésta es actualmente la principal causa de problemas de salud y discapacidad en el mundo. Se estiman más de 300 millones de personas viviendo con ese problema, un crecimiento de más de 18 por ciento entre 2005 y 2015.

En América Latina cerca de 50 millones de personas viven con depresión, casi un 17 por ciento más que en 2005. Se debe entender que este padecimiento no sólo es un factor de riesgo importante para el suicidio, también provoca diabetes y enfermedades del corazón.

Para la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Carissa F. Etienne, la depresión se puede superar con un tratamiento adecuado, ella afirma que “La depresión nos afecta a todos. No discrimina por edad, raza o historia personal. Puede dañar las relaciones, interferir con la capacidad de las personas para ganarse la vida, y reducir su sentido de la autoestima”.

La OMS informa que “La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia persistente de tristeza y una pérdida de interés en actividades que las personas normalmente disfrutan, acompañada de una incapacidad para llevar a cabo las actividades diarias, durante 14 días o más”.

Preocupa el incremento de personas con depresión, sobre todo por el caos mundial que sigue un curso doloroso para millones de familias. Todas esas noticias no se pueden esconder, o más bien, no se deben esconder. Por eso cada persona tiene la total libertad de decidir qué información recibir.

Pongo como ejemplo la noticia de Siria, con 86 personas muertas tras ser atacadas con una bomba química; las imágenes que circularon por diversos medios de comunicación mostraban el horror que las víctimas vivían en esos momentos, esos que nadie quisiera experimentar.

Con las amenazas de Estados Unidos para México, la sociedad mexicana está amedrentada, la violencia y desapariciones de familiares, amigos o compañeros de trabajo son acontecimientos deprimentes, puedo asegurar que no existe una medicina que combata estos momentos que se han convertido en permanentes en varios hogares mexicanos.

Nada menos la semana pasada se dio un reporte oficial de suicidios entre jóvenes de 18 a 29 años; la cifra es espeluznante, nunca antes vista según las informaciones. Ellos como muchos buscaron y encontraron la huida fácil; no está México para perder a sus jóvenes, unos porque les retiran el vehículo o suspenden el celular, o simplemente llevan un arma de fuego y concluyen con personas que no les simpatizan; no se puede admitir este comportamiento. Medicinas que no alivian nada, simples placebos, exámenes inservibles y tantas mentiras a las que se exponen los ciudadanos por creer en las promesas de la autoridad corrupta.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional de la UNIVA Plantel Puerto Vallarta.