¿Qué pasa?

Por Nacho Cadena

.

Mientras el Papa Francisco se preparaba para la ceremonia del lavado de pies a doce delincuentes encerrados en una cárcel de Italia, el comandante general del ejército de los Estados Unidos de América daba la orden para mandar a Siria la bomba más poderosa que existe, la más devastadora, la más pesada; el comandante Trump daba la orden de matar la mayor cantidad de seres humanos, niños y viejos inocentes. Simultáneamente el señor Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos, dialogaba con el señor Putin, máxima figura de Rusia, para encontrar caminos de acercamiento entre las dos potencias máximas y que sus relaciones están “deterioradas”.

Un par de horas después, el súper comandante apareció en una rueda de prensa para exponer de viva voz “cuan orgulloso se sentía  de sus armas y su ejército… listas siempre para aplastar a quien sea”.

El día anterior, mientras en la ONU (Organización de Naciones Unidas) con sede en Nueva York, el Consejo de Seguridad discutía el caso de Siria, de sus armas químicas y de las posibles intervenciones, pláticas y conversaciones en las que participaba obvio el delegado de Estados Unidos de Norteamérica. Sí, increíble, en el momento que eso sucedía, el mismo señor Trump, el que lleva nombre de pato, giraba instrucciones en su calidad de súper comandante, apoyado con la sabiduría de su hija, muy guapa por cierto, para mandar decenas de misiles cargados de odio, soberbia, racismo y vocación para matar… y el ataque dio resultado, también fue exitoso, mató a varias decenas de niños, jóvenes y ancianos indefensos y sin culpa.

El secretario de Defensa de la nación más poderosa, que está queriendo poner un muro entre México y ellos, se regocijaba en una entrevista publica: “qué bello panorama, esto de mirar los misiles que demuestran el poder de su país”.

.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LOS PODEROSOS DEL MUNDO?

En la ONU solo hubo una voz de protesta, de reflexión y de señalamiento de culpabilidad; fue Bolivia y su representante que se atrevieron a desenmascarar lo que todos sabemos, la impunidad de los dirigentes, el abuso de los gobiernos fuertes, la incapacidad de los estadistas­­ actuales, de la impunidad que gozan los perversos y el encuentro entre los malos que si se deciden a actuar y los buenos, que guardan en sus lamentos su única capacidad de intervenir.

HASTA CUÁNDO LOS HUMANOS ENTENDEREMOS QUE EL AMOR ES MEJOR CAMINO HACIA LA PAZ, MEJOR QUE EL ODIO Y LA VIOLENCIA ES SOLO UN ACELERADO PROMOTOR DE MÁS VIOLENCIA Y MÁS ODIO.

El panorama es muy oscuro, quizá lo único que nos queda es el actuar cada quien en su pequeño mundo, con amor, justicia y humildad, para encontrar en cada uno, en la familia, en el trabajo, en la escuela, en nuestra ciudad, un pequeño oasis de paz y tranquilidad.

.

CAPÍTULO 2

¿Y en México que nos espera? Da pena observar a la clase política en tiempos de elecciones. Los rateros perseguidos en el mundo, han dejado a sus críos, contendiendo por las alcaldías, por las gubernaturas y próximamente por la presidencia, por las reelecciones (algunos dan vergüenza) por gastar millones y millones de dinero del pueblo, del dinero que se paga de impuestos, para salir en televisión con mensajes más falsos que sus propias historias. ¿Por qué mienten tanto los políticos en temas que todos sabemos que es falso?

Y lo más vergonzoso, la facilidad con la que huyen de sus partidos porque no recibieron hueso y se hospedan en otro, esperando recompensa, si esta no llega, la decisión es fácil, a registrarse en otro partido.

¿Por qué tantos quieren hueso, perdiendo su libertad, empeñando su honorabilidad, exponiendo el último detalle de respeto que pueda quedarles?

Solo se entiende que es el camino para robar y enriquecerse sin esfuerzo, aunque se pierda lo más valioso que posee un ser humano.

Parece un tema de película, de libros best sellers, pero no aquí andan, aquí cerquita, en la ciudad, en el estado, en el país. Críticos del PRI, que se les olvida que de ahí salieron, luego llegarán al PRD, después una corta temporada en el PAN o en el VERDE y tocando ahora las puertas al MC o a ese tal MORENA, ambos ya afectados por la comprobada corrupción.

Estamos en tiempos de cambios, esperemos noticias.