Llegan 25 mil personas a la Judea de San Martín

Representación de la Judea 2017 en San Martín.

.

  •  Sólo se han registrado dos atenciones médicas a dos adultos.

.

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

.

Alrededor de 25 mil personas llegaron a presenciar la Judea 2017 en San Martín de las Flores, según datos del primer corte, informó el director de Protección Civil de Tlaquepaque, Ignacio Aguilar Jiménez.

Se reportó saldo es blanco, pues solamente se registraron dos atenciones médicas a dos adultos. Uno fue por hipertensión y otro más por una picadura de alacrán.

El director informó que en el operativo participaron 462 elementos de distintas corporaciones, entre Protección Civil Tlaquepaque, Policía Municipal, Fuerza Única y Servicios Médicos.

.

MESES DE PREPARACIÓN

Desde hace trece años, Miguel Iván Alejo Guareño ha personificado a Jesús en la Judea de San Martín de las Flores. Fue por una manda que pidió la oportunidad de representar a Cristo, pero después de aquella primera vez lo comenzaron a buscar para que repitiera su papel.

“Tuve que pagar una manda para mi santa madre que está en el cielo, fue mi debut, solicité esa oportunidad. Después ellos me buscaron, ya son tres años ininterrumpidos representando a Jesucristo y no sé por cuánto tiempo lo haga, la respuesta está en el cielo”.

Con una licenciatura en artes plásticas, Miguel, de 34 años de edad, comenzó en el catolicismo de la mano de su madre y actualmente se dedica a la música presentándose en bares y restaurantes. “Yo soy bohemio de corazón”.

Contó que le toma unos ocho meses comenzar su preparación: se deja crecer el cabello, la barba y también se prepara físicamente para soportar la larga jornada donde carga la cruz de unos cien kilogramos a lo largo de una ruta de alrededor de kilómetro y medio.

“Lo más importante es prepararse espiritualmente y te puedo decir que no hay vacaciones ni días de descanso. La preparación física consiste en tú a conciencia conocer tu cuerpo y saber que si ocupas condición pues salir a correr en la mañana, ejercitar en el gimnasio, como vayas viendo. Y los diálogos repasarlos las veces que sea necesario”.

El momento que más le demanda de su representación, cree, es cuando es castigado. “Hay muchos muy claves pero creo que cuando Cristo es golpeado y flagelado es un momento cuando tengo que flagelarme. Antes, durante y después estoy haciendo oración, pero es en ese momento cuando estoy pidiéndole a Dios que no salga lastimado, que nadie salga lastimado”.

Espera que con la representación los espectadores puedan recapacitar sobre su fe. “Siempre Dios nos permite tener un momento de reflexión como lo es este día, recordar a Dios por cómo murió, cómo vino y murió al minuto del salir al escenario”.