Gente PV

La supercantina de Semana Santa

El turismo de Semana Santa llega esencialmente a embriagarse.

.

  • El turismo de bajo perfil que sólo llega a embriagarse.

.

Por Miguel Ángel Ocaña Reyes

.

Ya sea de noche o de día, en el malecón, la calle o la playa, Puerto Vallarta se convierte en el periodo vacacional de Semana Santa en una súper cantina, y no obstante que la policía municipal se encuentra a todo lo que da en un esfuerzo por mantener el orden, el turismo de bajo perfil continúa haciendo lo que no hacen en sus lugares de origen, en este destino de playa.

Y es que la realidad del turismo de bajo perfil es su total falta de conciencia, respeto, civilidad y limpieza, por donde pasan dejan montañas de basura, invaden lugares, se estacionan en donde quieren, se alcoholizan hasta la inconciencia, y sólo consumen en súper mercados o tiendas de conveniencia, pues les parece que en Puerto Vallarta todo es caro.

En este sentido, numerosos comerciantes afirman que este tipo de turismo “no compra”, y señalan a los paseantes sin bolsas de compras en las manos, y sí con latas de cerveza, cajas de diversas bebidas alcohólicas, o incluso los “litros para llevar”.

Ciertamente su derrama es contante y sonante en beneficio principalmente los supermercados y tiendas de conveniencia, llegando a casas de familiares o incluso acampando en la playa, sin embargo su conducta y actitud escandalosa y con alto grado de intoxicación etílica, hace que muchos vallartenses se retiren de las playas y se dirijan a sus lugres preferidos como son los ríos locales mientras los visitantes se adueñan de las calles del puerto.

Para la semana de Pascua todo cambia, llega otro tipo de turistas, que según los comerciantes, consumen más, mientras tanto sólo queda aguantar que pase el fin de semana.

.