Vallarta hoy:

Recordar nuestros recuerdos

Por Humberto Aguilar

.

Vallartenses pata salada y los que llegamos a Puerto Vallarta con el tiempo tenemos recuerdos que, después de tanto tiempo, no se deben olvidar, por lo menos a este servidor, le dan ganas de recordar aquellos tiempos.

Especialmente cuando hay alguien que te llama o te pone un e-mail para el saludo o para informar y hasta para recordarte de episodios que no hemos contado bien.

Nuestros buenos amigos Víctor Guilléstegui, el doctor Luis González Lomelí, el distinguido maestro José de Jesús Quintanar Villalvazo.

En el caso de este día, mi gran amiga de muchos recuerdos, Socorrito Palomera me habló con motivo de hacer recuerdos de su vida, de su infancia y de su padre, el gran Pipiolo, integrante de aquel primer grupo de mariachis que hicieron época en aquellos tiempos del Vallarta de los inicios como destino turístico.

Socorro Palomera, estudió y se hizo contadora, administró por más de veinte años el Hotel Tropicana, con Máximo Cornejo y después con su sucesora. Luego por once años más administró los negocios de su hermano, que tampoco trabajó en lo musical.

Éste le dio muy fuerte a su trabajo y creó varias empresas que le dio a su hermana a administrar en lo que es ese trabajo de números, números y más números.

Luego de esos once años, decidió dejar todo en manos de sus hermanos y de la esposa de su hermano y precisamente me llamó para dar a conocer que se retira… Para administrar su propio negocio, un lugar donde tiene un parque que pretende hacer un pequeño destino para los vallartenses.

Los planes los dará a conocer en su tiempo, pero entre tanto quiere descansar, olvidarse de los números y ser feliz, que por cierto me da mucho gusto.

.

LOS PIPIANES

Así se conoció aquel grupo que fue el primer mariachi de Puerto Vallarta. Si no todos, gran parte de sus integrantes eran maestros de su música, de su instrumento, de tal suerte que de este grupo de Los Pipianes, surgieron también gran parte de los grupos que trabajan en Puerto Vallarta.

Todos sabemos que en este destino hay muy buenos grupos de mariachis, tienen buena voz sus cantantes y además se presentan muy bien vestidos, elegantes como debe ser para una actuación en el mejor lugar de Puerto Vallarta o de Bahía de Banderas.

Todos aquellos integrantes de Los Pipianes, se fueron ya a tocar sus conciertos en el cielo, pero se les recuerda con cariño y con admiración.

Los recuerdo especialmente en aquel gran lugar que fue el Restaurante Brazz, donde actuaban todas las noches para el gusto de los vallartenses y los turistas que nos visitaban en esos años de historia. En la ventana, enorme jaula mostraba un par de tucanes, que eran admiración. En nuestra región no hay tucanes, de tal suerte que debieron haberlos traído de algún lugar de México.

La especialidad de la casa fueron las carnes, en una carreta de pueblo, toda clase de verduras para que los clientes se hicieran una ensalada a su gusto…Verduras frescas, que se antojaban de solo mirarlas.

Allí conocimos a Los Pipianes, luego los veríamos en otros sitios y luego cada cual con su propio grupo musical, pues nuestro destino creció, hubo más sitios y hoy en Puerto Vallarta tenemos grandes grupos de mariachis.

Gracias Socorrito Palomera, un gusto volver a recordar a tu padre y a tus tíos y felicidades por la decisión que has tomado.

Search