Aprendiendo a VivirGente PV

La familia, mejor red de apoyo a tu alcance.

La familia debiese ser ese primer recurso con el que contemos para los momentos difíciles.

.

Mtra. Psic. Hania B. Sosa Contreras

.

Para cualquier persona, contar con una red de apoyo debiese ser tan prioritario como tener techo, ropa y alimentos.

Los seres humanos tenemos la característica de ser considerados como sujetos sociales, que vivimos en comunidad; y al tener esas características estamos afirmando que para vivir necesitamos de los demás.

Es cierto que existen personas que pudiesen llegar a afirmar que pueden vivir aislados de la gente; que serían felices en la montaña viviendo a la orilla de un río y comiendo de lo que logren cosechar o cazar. Sin embargo las investigaciones han demostrado que, aunque se pudiera decir que una persona sí puede vivir bajo esas condiciones cubriendo sus necesidades básicas, el aspecto psicoafectivo no se encuentra cubierto y esto generaría estados emocionales bajos, en donde el individuo no se perciba realmente completo.

Esto no quiere decir que para estar completos necesitemos a una persona en particular, pero sí necesitamos por lo menos de la convivencia con otros de nuestra misma especie; independientemente si vivimos en pareja o no.

Las personas requerimos tener a quién pedirle ayuda, orientación o asistencia cuando estamos en aprietos, cuando tenemos algún conflicto o sencillamente cuando queremos compartir nuestras experiencias, ya sean éstas positivas o negativas. Para esto podemos recurrir a cualquier persona a la que le tengamos confianza, podemos acercarnos también a los líderes de la comunidad como los pastores, sacerdotes, ministros, etc., es posible también acudir a orientadores familiares y psicólogos; sin embargo, antes de recurrir a ellos, todos tenemos a nuestro alcance personas con las que quizás podamos contar y que seguramente podrán apoyarnos en muchos casos. Es probable que no siempre tengan la respuesta correcta o que no sepan cómo ayudarnos en muchas ocasiones, sin embargo muy seguramente podrán ser una buena opción para escucharnos y juntos encontrar la solución o juntos buscar las personas correctas a las cuales acercarse.

La familia debiese ser ese primer recurso con el que contemos para los momentos difíciles; esa es la mejor red de apoyo que tenemos a nuestro alcance y debemos aprovecharla cada que sea necesario. No obstante a veces sucede que es precisamente al interior de nuestra familia donde se viven los momentos difíciles. En estos casos podemos recurrir a la familia de origen (nuestros padres cuando somos adultos y ya formamos nuestra propia familia), los tíos o los abuelos cuando aún somos menores y sentimos que no podemos recurrir a nuestros padres.

En cualquiera de los casos anteriores, el objetivo deberá ser tanto resolver la situación que nos aqueje, como lograr que nuestra familia se convierta en la red adecuada que nos asegure sentir la protección, cuidado o acompañamiento que necesitamos.

Cuando buscamos y logramos que nuestro núcleo sea ese lugar saludable, fuerte y armónico, tenemos a nuestro favor un espacio al que recurrir cuando nos sentimos abatidos; puede ser ese lugar al que lleguemos para descansar, cargar pilas y desahogarnos para así seguir adelante con los retos de la vida.

.

Mtra. Psic. Hania B. Sosa Contreras
FB Centro de Psicología
Whatsapp. 3221207644