Aventuras de un pintorGente PV

Realidades alternativas 15, Revisando la Realidad

En nuestro mundo resulta cada vez más difícil conocer la realidad. Nuestro concepto depende de lo que percibimos, o más bien, de lo que se nos da a percibir.

.

Por Federico León de la Vega
fleondelavega@gmail.com

.

En nuestro mundo resulta cada vez más difícil conocer la realidad. Nuestro concepto depende de lo que percibimos, o más bien, de lo que se nos da a percibir.

Mientras en épocas pasadas conocíamos a través de nuestros propios sentidos o a través de fuentes cuya credibilidad era probada a través de años o aún de siglos, hoy gran parte de la realidad la percibimos a través de medios electrónicos cuya veracidad resulta muy difícil comprobar. Casi todos los factores que forjan nuestra percepción de la realidad están en manos de quienes producen la información electrónica.

En el ambiente sociopolítico que nos rige, son estos medios electrónicos los que nos dicen si un gobernante es bueno o malo. En cuanto al ambiente natural son esos mismos medios los que nos forman la idea de lo grave que resulta el calentamiento global. Hoy día percibimos la realidad a través de las pantallas, viendo Youtube, Instagram, Facebook o la televisión tradicional. Sin embargo, a diferencia de los años aquellos en que un gobierno central controlaba el criterio de sus ciudadanos por la censura, hoy surgen la prensa alternativa y los informantes espontáneos de las redes sociales.

Las discrepancias nos llegan por todos lados, no sólo en el tema político, donde pudieran esperarse a causa de las  diferentes opiniones, sino en temas tan delicados y definitivos como la redondez de la tierra o del calentamiento global.

Tomaré esto del calentamiento como ejemplo de qué tan grave y equivocada puede ser nuestra percepción a causa de la información que recibimos. Desde que en 2006 Al Gore  publicó su libro “An Inconvenient Truth” hasta que en Octubre de 2016 Obama logró que 174 países, además de la Unión Europea firmaran el Protocolo de Kioto, el discurso político parecía apoyado en una sólida realidad: “la tierra se calienta, por tanto debemos reglamentar y reducir nuestras emisiones de CO2” y la gente no se cuestionaba el asunto. Estábamos todos prontos a someternos a los lineamientos políticos. Sin embargo, ésta no parece ser ya la realidad. Un número creciente de acreditados científicos está saliendo a la luz para afirmar, con pruebas innegables que la tierra se está enfriando; algunos incluso denuncian al Protocolo de Kioto como una treta política para lograr mayor control sobre la población.

¿Cuál es la realidad? ¿Cómo debemos de actuar? Es difícil responder con certeza, porque nuestra percepción es limitada y manipulada. En retrospectiva seguramente lo llegaremos a saber, ya que “Por sus frutos los conoceréis” (Evangelio de San Mateo  7:15); pero tal vez para entonces sea tarde. ¿No urge la verdad para ser libres?  (Evangelio de San Juan 8:32) Entonces es preciso encontrar la mejor fuente para encontrar la verdad.

Aquí cierro este artículo para continuar la reflexión sobre “revisar la verdad” la semana próxima. Como por anticipado sé que la mayoría de los lectores estarán aún inclinados a creer que hay calentamiento global, les recomiendo leer las estadísticas de temperatura de NOAA (National Oceanic and Atmospheric Organization) o simplemente ver las declaraciones de científicos acreditados como John L. Casey, Ian Plimer, o Roger Pielke ante las máximas autoridades de USA y Gran Bretaña, disponibles en Youtube o en prensa impresa.