Vallarta hoy:

Mortales

El ser humano, frágil desde su nacimiento, cuestiona su condición mortal; estropea su cuerpo, altera el ecosistema, se convence de vivir plenamente bebiendo exorbitantes cantidades de alcohol u otras sustancias ilícitas.

.

Por Carmina López Martínez
arizbeth.lopez@univa.mx

.

En memoria de Gregorio “Goyo” Arguijo.

.

Nada supera la agonía de perder a un ser querido, no importa la edad ni las circunstancias de su deceso, el dolor se clava en lo más profundo del alma.

Constantemente se nos informa de prácticas peligrosas que realizan las personas en varias partes del mundo, además del consumo de productos nocivos para la salud ponen en riesgo su vida de múltiples formas, todas sin la reflexión necesaria.

Aun cuando las autoridades, especialistas y familiares advierten de los riesgos por continuar viviendo con malos hábitos, las cifras de accidentes y enfermedades letales incrementan. El cáncer, ébola, VIH/SIDA, Parkinson, Alzheimer, Papiloma Humano, Tuberculosis, Chagas, enfermedad de Lyme, Hepatitis B, Peste Pulmonar, Fiebre Amarilla, Cólera, Gonorrea, Poliomelitis, Osteoporosis, Babesiosis, Gripe Aviaria, Tripanosomiasis Africana, Fiebre del Valle de Rift, son algunos de los padecimientos más peligrosos del mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que 56,4 millones de defunciones registradas a nivel internacional en 2015 -más de la mitad (el 54%)- son consecuencia de diez causas de muerte: Cardiopatía isquémica,  es la enfermedad ocasionada por la arteriosclerosis (endurecimiento y pérdida de elasticidad de las paredes arteriales); Accidente cerebrovascular (derrame cerebral); Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); Infecciones vías respiratorias; Cáncer de pulmón, tráquea y bronquios; Diabetes mellitus; Alzheimer y otras demencias; Diarrea; Tuberculosis; Accidentes de tránsito. (Fuente: Who, actualización enero 2017)

De esa última causa se registran en México más de 2 mil accidentes viales al año, de los cuales se calculan cerca de 5 mil víctimas, esto de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Información (INEGI). Sin contar la violencia activa en casi todo el país, suicidios y asesinatos, éste con un repunte del 300 por ciento durante el 2016.

Además del dolor que el hombre produce a su semejante u otras criaturas desprotegidas, la naturaleza actúa y permite la formación de fenómenos naturales o se generan bacterias invisibles al ojo humano. En el clásico de Sófocles, ‘Edipo Rey’, casi al final de la obra se alude a la desgracia humana: “De modo que ningún mortal puede considerar a nadie feliz con la mira puesta en el último día, hasta que llegue al término de su vida sin haber sufrido nada doloroso”.

Ese diálogo lleva a la reflexión. El ser humano, frágil desde su nacimiento, cuestiona su condición mortal; estropea su cuerpo, altera el ecosistema, se convence de vivir plenamente bebiendo exorbitantes cantidades de alcohol u otras sustancias ilícitas. Apartarse de esa necedad o rebeldía llega en momentos extremos, cuando la enfermedad se manifiesta o la muerte es inevitable.

Jugar eternamente a ser inmortal salta en personas de pensamiento primitivo; los más desafían a la huesuda sin importar el dolor que causen a sus seres queridos. Cuando veo en las noticias imágenes de personas destrozadas físicamente a causa de su actitud pueril, recuerdo las estulticias que hacen cuando pierden la capacidad de raciocinio; cuando la ficción se confunde con la realidad, justo en el momento que la imbecilidad humana gobierna todo acto ético y moral.

Por diversas causas se pierden innumerables vidas en el mundo, enfermedades, guerra, inmolación; por eso encontrar la felicidad se ha convertido en el deporte favorito del nuevo milenio. Pero no siempre es como dice la frase: “La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja”. El tiempo está distribuido en dosis inequitativas, a veces una madre sepulta a su hijo. Vivir en plenitud, con amor a ustedes mismos y a su prójimo es mi mayor deseo para ustedes.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional del Plantel Puerto Vallarta.

Search