Vallarta hoy:

Justificantes que no justifican

Por Humberto Aguilar

.

Entre farsas y burlas para los usuarios del transporte se dio a conocer en Vallarta Opina la denuncia de que los taxistas de los tres sindicatos de la CTM imponen tarifas a su modo y a su antojo a diestra y siniestra, seamos o no habitantes de este destino turístico.

Rafael Yerena Zambrano, en entrevista con Vallarta Opina, justificó los cobros: “Los incrementos al cobro sobre las dejadas solo será autorizado en hoteles, lugar donde la ocupación es del turismo”… De entrada se autoriza el abuso con los visitantes nacionales o extranjeros, quienes deben pagar lo que al taxista se le antoje cobrar por una dejada; por ejemplo, del Sheraton a Los Arcos o al malecón.

Entre los más de mil choferes que trabajan por turno, sean de hoteles o el simple trabajador de las colonias, tienen autorización por parte de la CTM y por supuesto de las autoridades, para cobrar lo que se les venga en gana… Simplemente por el hecho de ser turista.

Decir que se golpea a la famosa gallina de los huevos de oro es suficiente para entender el abuso.

En esa misma entrevista Rafael Yerena, dirigente en Jalisco de los trabajadores, habló con decisión para justificar: “A los usuarios vallartenses, se les cobra lo justo, quien utilice un taxi y que abusen con la tarifa, deben reportar el número a esta central y se castiga a quien cometa ese abuso”.

Mentira más grande no se ha escuchado en Puerto Vallarta por parte del dirigente sindical.

Primero, hay que encontrar a un taxista que no escoja al usuario que necesita el servicio.

Todos los choferes le miran a usted de arriba abajo y si ve que es un vallartense cualquiera, ni se detienen, prefieren esperar que los llame un extranjero o de apariencia extranjero para imponer el cobro que le venga en gana.

Caso concreto el de los taxistas frente al hotel Rosita… Ninguno acepta servir a un vallartense, aun cuando sea su vecino en la colonia donde vive. Si ven que le pide el servicio, se voltean a otro lado se hacen los conductores invisibles.

Solo de casualidad, se detienen, sobre todo si son mujeres, les preguntan por el cobro de la dejada, se dejan ir sin piedad para cobrar de cien pesos para arriba, según le vean la facha.

No faltan las veces que al pagar se discute el abuso, incluso se apunta el número del auto, el nombre del sitio y el del trabajador y se reporta, pero no pasa nada.

Lo saben los choferes, los dueños de los vehículos y lo sabe Rafael Yerena… A todos les vale una pura y dos con sal.

.

EL ATRACO ESTÁ CONSUMADO

Pedir que las autoridades del transporte intervengan, es igual. Imaginar que las autoridades reciben una tajada por hacerse los sordos y de la vista gorda, lo puede uno hacer… Pensar que hay corrupción en las autoridades y la CTM es igual. No pasa hada.

Entre tanto el turismo, nacional o extranjero sí paga y los vallartenses mentamos madres, pero como dicen por ahí: Solo como los llamados a misa, solo va el que quiere ir.

El control sobre el transporte está en manos de la dirigencia y de las autoridades… El resto, solo queda reflejarlo en las boletas de cada elección… Donde no hay ni a quien irle.

Search