Educación y ParentalidadGente PV

Aprender de los políticos sus valores y cosas peores

Cuando sienta que las preguntas o cuestionamientos de su hijo lo rebasan, y no tiene una respuesta que satisfaga su curiosidad o inquietud, acuda a un profesional que pueda ayudarlo según sea el reto.

.

Por Dr. Jesús Cabral Araiza

.

Por estos días estaremos viendo mucha basura en los medios de comunicación, bueno, se preguntarán ¿qué de novedad tiene? Pues me refiero a que estando en campañas políticas o de desprestigio, según quiera verlo, la desinformación está a la orden del día. Y es que no será de extrañar que prácticamente cada día veamos videos o escuchemos algún audio en el que una de las partes “honestas y honrosas”, acusa con dedo flamígero a otra por corrupta, ladrona, demagoga y todos los lindos calificativos que usted ya recordará son recurrentes en épocas de elecciones.

Y no, si usted piensa que haré algún análisis sobre la política nacional o local, le adelanto que no, por el contrario, lo que si deseo proponer es un análisis sobre por qué las personas se corrompen o caen en la tentación de las malas prácticas políticas, pues el arte de servir dignamente a los otros no es el problema cuando bien se hace.

Se trata sí, de hacer entonces algunas reflexiones en torno al hecho evidente de las malas actitudes y la falta de valores entre la clase política tan desprestigiada en nuestro país. La respuesta usted ya estará adelantándola y es contundente. El origen es en casa. En el hogar se originan muchas cosas para la vida futura del ser humano, claro está que no significa que todo está predeterminado y que no hay posibilidad de cambio. Justamente todo lo contrario, si bien podemos cambiar, se requiere una base sólida de diversos aspectos que ayuden a poder tener personas integras y de bien, veamos.

¿Qué sucede cuando a edades muy tempranas los niños inician con mentiras, pequeños hurtos, formas de egresión y cualquier actitud que inicie con la manifestación de no valores aprobados socialmente? Por una parte los padres pueden reír la gracia al infante, no considerando que no se quedará de esa edad y que están reforzando una conducta o actitud que más tarde no podrán quitar tan fácilmente, y otros padres, con total indolencia piensan que ya se les pasará o que esa es labor de la escuela para mejorar lo malo que pueda tener su hijo o tutorado. Dejando para alguien más la importante labor de justamente educar al infante en sus formas sanas de expresión.

Y es que en nuestra sociedad tan dada a postergar lo importante, a no planear para un futuro, se piensa que muchas de las tareas que corresponden a los padres en casa, deben ser realizadas en la escuela y que otras cosas que las escuela pretende inculcar, como la educación sexual, no debe ser tocadas y es solo asunto de casa.

.

¿Qué hacer?

Pues bien, como lo hemos señalado anteriormente, aunque no hay recetas mágicas, sí podemos reflexionar y accionar ciertos mecanismos que suelen funcionar en la educación  formación integral de los hijos:

Sea congruente. Haga lo que dice pero reflexionando bien en las consecuencias para usted y los de sus entorno, cuidando y respetando la integridad de usted y los demás para ser amable y asertivo a la vez.

Trate de ser ejemplar. Un hijo aprende más con su ejemplo que con sus órdenes. Las instrucciones u órdenes no sirven mucho si no están acompañadas del ejemplo cotidiano y permanente. ¿Quiere que su hijo lea?, usted hágalo, ¿quiere que haga deporte?, usted hágalo, ¿quiere que tenga buenos valores…?

Vea los programas en T.V. o el internet. De ser posible coméntelos y oriente su opinión hacia los aspectos positivos que los ejemplos en los medios puedan mostrar. Aun de lo malo se aprende.

Vea noticias con su hijo y comente las posibles implicaciones de un mundo global, y aproveche para inculcar valores y responsabilidad social. Reflexione que no es justificación el hecho de que unos cuantos lo hagan mal, es pretexto para generalizar o pensar que no se puedan hacer las cosas de mejor manera.

Sea positivo y proactivo. Aun en momentos difíciles y de incertidumbre se puede ser positivo y sacar lo mejor de las personas y las situaciones, ello ayudará a no desalentarlo en sus sueños y aspiraciones.

De igual manera cuando sienta que las preguntas o cuestionamientos de su hijo lo rebasan, y no tiene una respuesta que satisfaga su curiosidad o inquietud, acuda a un profesional que pueda ayudarlo según sea el reto.

Finalmente, lo exhorto a ver si es posible hasta con humor, aunque sea negro, el panorama de los políticos corruptos que tratan de lavarse su carita llena de mugre histórica, y que piensan que les seguimos creyendo. Y a los que se puedan salvar pues apoyarlos.

.

Hasta la próxima. Citas: jesuscabral1965@hotmail.com.