En la recta final todo Nayarit

Por Humberto Aguilar

.

Los tiempos se ajustan en todos los foros de la política en México, en especial en los cuatro estados donde deciden a sus gobernantes: Aguascalientes, Estado de México, Nayarit y en Veracruz.

En Bahía de Banderas como en todo Nayarit, la cantidad de participantes mueve a pensar que se adoptará el sistema de otros países, en los que se van a una segunda vuelta los dos de mayor número de votos, cuando no hay un candidato que logre el sesenta por ciento o más de los votos, de acuerdo al padrón electoral.

Ese mismo tema se discute a nivel nacional con sus pros y sus contras, especialmente entre quienes comentan en los medios el sistema político nacional. Ese tema se va a discutir en el foro donde se da validez a las elecciones, con el consenso nacional de los tres niveles de gobierno.

Pero en fin, en Nayarit los candidatos al gobierno del estado van a la más decisiva batalla: PRI, Acción Nacional, MC y el resto.

En Bahía de Banderas los grupos políticos se mueven en torno a los ya candidatos, con las figuras tradicionales, más candidatos independientes y los arribistas.

Dos independientes hacen la lucha, el llamado “Chapo” de Sinaloa, famoso por sus canciones, vecino de Punta de Mita con sus fanáticos a cuestas y el popular Layín, el mismo que confesó que como presidente municipal solo “robó poquito”, en plena campaña hacia el gobierno del estado, paseándose incluso por este municipio de Bahía de Banderas, con pangas atestadas de seguidores.

Todo se vale, más el candidato para gobernar en Bahía, con mayores influencias entre los electores, es el doctor Jaime Cuevas, quien busca por segunda vez volver a gobernar en este municipio.

Jaime Cuevas es miembro de una prestigiada familia de San José, su padre luchó con otro grupo de ciudadanos de la región, para lograr la creación del municipio 20.

Parece ser un fuerte candidato, su carrera política ha sido brillante tanto como alcalde, como en los cargos en los que se ha desempañado en el gobierno del estado.

Tiene presencia, cuenta con simpatía en todo el municipio y va por buen camino, de acuerdo a quienes se atreven a opinar con fundamentos que lo avalan.

.

IMPOSIBLE

De las dos últimas administraciones en Bahía de Banderas, hay poco que decir, que no sean las pillerías que se les conocen.

El actual acalde quiso aprovechar la oportunidad de la reelección, mas la falta de probidad, la corrupción administrativa y los problemas con los empleados que se desempeñan en tareas de seguridad, bomberos y vialidad, le impiden, aunque quisiera, tratar de volver a competir.

El rechazo es total en todos los sectores. La falta de honestidad, de experiencia política y otros factores hacen que, de poder tener una etapa brillante como gobernante, como político joven de este municipio, lo marginen de toda posibilidad.

Los electores piensan más en el doctor Jaime Cuevas, incluso en Héctor Paniagua que, con Chano Flores son las administraciones municipales que más se recuerdan en forma positiva.

El posible regreso de Juan Ramón Cervantes a la lucha política se da con buenos recuerdos como diputado local, a él le tocó votar a favor para la creación del nuevo municipio que hoy con el nombre de Bahía de Banderas se proyecta a ser, junto con Puerto Vallarta, el destino turístico de mayor crecimiento en este México que todos queremos.

Para todos los frentes políticos, mayo es el mes decisivo. El seis de junio los electores van a acudir a las urnas para elegir.

Es difícil hacer un pronóstico, no se debe creer en las encuestas, sin embargo tenemos a nivel estado, buenos candidatos, tres por lo menos con buenas posibilidades.

Desde Puerto Vallarta vamos a ser testigos de esa lucha por el gobierno de Nayarit y la que llevará a gobernar en Bahía de Banderas, a quien más lo merezca.