El Lago de Tos-Cano

Una tras otra, ahí se van
y sigue la mata dando;
tal parece que es adrede
y el PAN se están acabando.

Vamos a echarle un vistazo
al panismo decadente,
cuesta abajo en su rodada
se le ve continuamente.
Si lo que digo no es cierto,
veremos quién me desmiente.

Perdieron la presidencia
por el chamoy Jelipillo,
quien con sueños de grandeza
quiso ser el gran caudillo
y acabó en el basurero
del anecdotario grillo.

Después el gober etílico
dejó a Jalisco postrado,
luego vinieron los moches,
las pachangas de Preciado
y ahora la Calderona
trae a más de uno cabreado.

¿Y qué hay del tal Padrés
y su honesto 3de3, Apá?