Vallarta hoy:

Cortesanos alfaristas contra el Atlas

Por Gregorio González Cabral

.

Barberos,  como  todos  los   cortesanos, los  sirvientes  de  Su Alteza  Nada  Serena, Enrique  Alfaro,  con  el dinero  de los  tapatíos,  volvieron  a  halagar   las aficiones   de Chiva  Calva  del  cacique  político, presentando de   nuevo   como  trasgresor  de   reglamentos  al  tal  “Juan”, a  quien  ahora  en el video  sacan con camiseta  del  “Atlas”, todo  prepotente,  trepando  su camioneta  en la  baqueta.

Ya  lo  habían  hecho con  video  referente  a  la  basura. Ahora  lo  repitieron con lo  de   los   vehículos  sobre  la  banqueta.  Complejo  chiva: “Si  tiene  camioneta,  es  del Atlas…  si invade la banqueta  peligrosamente  en  bicicleta, de  seguro  es  Chiva”. Y no.   Los choferes  de los     del Atlas  tienen  estrictamente prohibido  estacionarse  como   políticos chivas, tipo  arrogantes   nuevos  ricos  a quienes  todo les  vale  Vergara.

Por supuesto que  esta  nueva  majadería    en   las  redes,  de  inmediato  levantó  risitas  en los  andamios   y  enérgicas protestas  en los despachos  de los  ingenieros.

¡Miren  en lo que están  gastando nuestro dinero  los cortesanos  de Su Alteza  Nada Serenísima, Enrique Alfaro,  buscando  alagarle  ya que parece insuficiente   a  estas  alturas que les  use de alfombras!

Le  dan  por  su  lado Chiva,  le  aseguran que  lo  pelón  está  de  moda  y  le  alientan a contradecir  a  Paco  Ayón  en sus  esfuerzos por   perder  kilos  para  ganar poder.

Pero  levantar polvareda  chiva  de cal,  metiéndose  contra  el Atlas en  la Zona  Metropolitana de Guadalajara,  es  tontería mayor  -“pendejada”,  escribió  el  mismo Alfaro-,  que  sólo   se les  ocurre  a  los sumisos   halagadores  indignos  del   supuesto  dueño  de  la  “Movida  Ciudadana”.

En   cosa  de  minutos   le  llegaron los truenos a Su Alteza  Nada  Serenísima y  para pronto,  tragando   camote,  por las mismas  redes  presentó  disculpas  por   la “pendejada” de los indignos  que  tiene   de propagandistas, mentalidad  de  esclavos  y  creatividad  de  súbditos  del otro gordito, el   de   Corea  del  Norte    que  por  lo menos tiene  ojivas nucleares   para mandar  amenazar  magistrados   con lincharlos.

Tan sintió  la  movida  del andamio que descendiendo al  nivel  de los simples mortales,  Alfaro  escribió: “Ayer  alguien  cometió  una  pendejada y  decidió  subir  a las  redes  del  gobierno  un  video de muy  mal  gusto  que  yo  no  conocía…”.

Disculpa  increíble,  porque   bien  sabido  es  que  en  ese gobierno  de  Guadalajara,   ni  el “Hombre Fuerte”  Enrique  Ibarra  se  atreve  a ir al  baño,  sin   antes  recabar  permiso  de  Su Alteza   Alfaro,  detallando  si   es  permiso  para  hacer “del  uno”  o “del dos”.

¿Cómo que  no  sabía  lo que sus “pendejos” estaban haciendo con  el  dinero  de los  tapatíos?  ¿Cómo que  no había    visto  y  autorizado  la “creatividad” de quienes  se enriquecen  dándole  por su  lado,  calumniando a  sus “enemigos”?

Y  como los  del Atlas  tienen amigos   con  cadena  televisiva  y productores profesionales  de  videos,  no los “pendejos” de Alfaro; en defensa  de la libertad, los   del Atlas  deben   mandar producir  mensaje  persuasivo   sobre  los  peligros  de ofender  y treparse sobre  la población,  como  bajo los gobiernos  de  Kim Jong-un,   Maduro  o   Alfaro.  ¡Claro que  para  concientizar  a los ciudadanos  respecto a  los  “peligros  para  México” y  más  en concreto,  para  Jalisco. Nada  más  un “menaje  de  cultura política”   para  salvaguardar  la  sagrada libertad  del pueblo  y  defender  la  sana convivencia.

Que en la  Corte  de Alfaro   sepan que   hay  quien  luche  por la  libertad   y  dignidad   de  la población jalisciense.

Los  políticos son  servidores,  no son   dueños  de  los  ciudadanos.

¡Míralos!  ¡Parecen   chivas!

Search