Nadie tiene derecho a frenar el crecimiento económico de México

Nuevamente expresamos nuestra solidaridad y compromiso con todas las familias mexicanas golpeadas por la delincuencia, y hacemos votos por una genuina clarificación de los hechos en favor del México que todos anhelamos”
– Francisco Ramírez Yáñez, rector del Sistema Univa.

.

Por Mtro. Luis I. Zúñiga Bobadilla (*)
direccion.vallarta@univa.mx

.

Existe incertidumbre por el incremento de la violencia en varios puntos de México, en algunos medios se le sitúa como el segundo país presa de este flagelo, después de Siria.

La lectura de estos señalamientos preocupa y no es usual iniciar una opinión con los soportes antes de los argumentos, por las circunstancias en las cuales se encuentra encumbrada la violencia en gran parte de la República Mexicana, me obliga a llamar a las autoridades responsables de la seguridad pública a frenar este flagelo antes de que se invadan espacios de esparcimiento exprofeso para los turistas o paseantes nacionales en busca de distracción y relajamiento.

Los nuevos canales de difusión masiva se han abocado a difundir mensajes por demás sensacionalistas con posturas político-ideológicas en la mayoría de las ocasiones con una percepción distorsionada desde lo cultural, educativo o económico. Es tan variado el menú al ofrecer este canal de difusión que hasta podría catalogarse como un portento de la comunicación sin serlo realmente.

Los noticieros en Internet son como una opción de libertad ilimitada de expresión, aunque vigilada permanentemente por instancias ajenas al interés nacional y más apegado al poder. Se está en la sociedad global con todos sus aciertos e inconvenientes para el ser humano. Lo único que es preciado es la libertad y su ejercicio; la reflexión y su trascendencia en proyectos basados en la paz y la concordia y los llamados a mantenerla viva, como lo ha dicho el padre Francisco Ramírez Yáñez, Rector del Sistema Univa.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, con sede en Londres tiene a México a un paso de ser la nación más violenta del mundo. Esto en nada favorece a la actividad turística en estos momentos la más importante proveedora de divisas, por encima de las remesas e industrias establecidas en territorio nacional, como lo he destacado en otras colaboraciones.

El investigador y director del IIEE-Londres, John Chipman asentó en alguna de las partes del informe: “el número de muertes en México supera el de Afganistán y Somalia (…) es un conflicto marcado por la ausencia de artillería, tanques o aviación de combate (…) Mientras que el insurgente típico antes combatía en las montañas, los bosques o en la selva, ahora él o ella se encuentran muy a menudo en un entorno urbano…”.

La realidad no puede ocultarse; personas violentadas, robos, muertes violentas, bloqueos carreteros, desapariciones son algunas de las informaciones más recurrentes en los medios masivos de información; lo que me parece importante es cuidar la imagen en el exterior de esta cotidianidad a últimas fechas recrudecida.

Estos actos tienen un costo del 16 por ciento del Producto Interno Bruto, estimó en 2016 el Instituto de Economía y Paz en México; si lo queremos ver en lo particular a cada mexicano le costó poco más de 25 mil pesos. Aunque existan versiones alentadoras, las cuales considero no deben desaparecer del ambiente nacional, se requieren medidas efectivas con respuestas claras, convincentes y permanentes.

La reflexión constante y cuidado sobre problemas cotidianos que atañen a la actividad turística, me refiero a la inseguridad, ausencia de justicia, servicios deficientes, impactos a la ecología, es necesario abatirlos con la suficiente conciencia de lo nocivo que son para el turismo, nadie tiene derecho a frenar el crecimiento económico de México.

.

(*) Director de la UNIVA Campus Puerto Vallarta.