El Lago de Tos-Cano

Si vas al súper mercado,
a la hora de pagar,
dos veces debes pensar
dónde te vas a formar
pa’ no quedarte atorado.

Muchacha no te hagas bola,
que se te alarga la cola.
No sé si por mala suerte
o porque así lo planean;
hay cajeras eficientes
y que muy bien la menean;
pero hay otras que nomás
no dan una con las cuentas
y luego en las cajas rápidas
ponen a cajeras lentas.

Y a paisanos abusivos
dejan pasarse de vivos.
En la caja dizque rápida
veinte artículos conté
a una conchuda paisana
que al gerente reporté.
Como el gallito ranchero
me dijo: “¿quiquiere que haga”?
Aquí de gente abusiva
contamos con una plaga.

No lo inventé,
no lo inventé lo viví;
yo nada más ahora
se los cuento aquí.