Con la lumbre en los aparejos

Donald Trump.

.

Por Humberto Aguilar

.

A punto de iniciar su primer viaje como presidente de los Estados Unidos Donald Trump, hay muchos senadores de los dos partidos, políticos en general, auguran que al regresar se va a encontrar a un tribunal que le va a exigir su renuncia.

No seamos tan optimistas los mexicanos. Donald Trump podrá tener, como se dice en México, “la lumbre en los aparejos”, pero no va a dejar de ser el tipo valentón y seguro de sí mismo para tratar de sostenerse como líder del país más rico y más poderoso del mundo.

Aun si se le quiere ver en derrota, si los mexicanos deseamos ese cambio en el gobierno de los Estados Unidos, no va a ser tan fácil como lo ven algunos políticos demócratas o republicanos.

.

ACÁ DE ESTE LADO

En tanto en México, el crimen al periodista Javier Valdez Cárdenas y la protesta por su asesinato le llega fuerte al gobierno de Enrique Peña Nieto.

La misma ONU, que son las Naciones Unidas de todo el mundo, reclaman justicia. Ayer la convocatoria a los gobernadores con el presidente Enrique Peña Nieto, es una actitud desesperada. El reclamo de justicia es general no se ha visto en toda la historia de México.

Esto podría compararse por parte de los políticos mexicanos cuando asesinaron en La Bombilla a Álvaro Obregón, cuando se festejaba la reelección del sonorense.

Se culpaba a Elías Calles, el jefe máximo de la Revolución, mas la historia de este crimen fue descubierta casi de inmediato. El clero armó la mano de un fanático y este con facilidad lo asesinó.

Otro caso memorable fue el del candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio. Este crimen dolió a todos los mexicanos. Un crimen político que se le atribuyó al mismo presidente Carlos Salinas de Gortari, quien se aisló de la investigación y finalmente se puso en huelga de hambre en Monterrey, cuando había entregado ya el gobierno al sucesor.

Con la lumbre en los aparejos todo quedó en la mano asesina del único hombre que fue detenido en el lugar de los hechos.

Jamás se ha dado a conocer el resultado de la investigación y los motivos que tuvo para hacer los disparos que hirieron de muerte a Luis Donaldo.

Fue histórico, la presión mundial por el crimen al periodista Javier Valdez Cárdenas cimbra al mismo gobierno de Peña Nieto. El caso es que dar con los criminales no va a ser fácil.

Se dice que hay cámaras de vigilancia, pero el sitio donde le dieron muerte fue en una calle casi solitaria.

Se trata de la calle Riva Palacio, la cual empieza en la esquina del boulevard Francisco I. Madero, hacia el norte. Es la zona donde existen las calles más antiguas de Culiacán, la zona donde vivió gente rica y famosa como Los Almada, ligados familiarmente a Plutarco Elías Calles.

Es una calle que va de sur a norte hasta el Río Humaya, cruza por calles que dan a la Universidad Autónoma, la Casa de El Granito de Oro, general revolucionario llamado Rafael Buelna.

La calle en sí es solitaria, muy pocos negocios, solo el hotel Mayo, el domicilio original del periódico El Debate y las oficinas del periodista asesinado, Río Doce.

Casi ningún testigo aunque hubiera estado cerca de los hechos, los asesinos sin cubrirse el rostro le dieron muerte y se fueron en el mismo auto de Javier Valdez.

Con la lumbre en los aparejos, si en efecto se investiga, la deben tener algunos políticos en funciones o ex políticos, pues el crimen organizado es una liga de los cárteles de la droga y quienes les cuidan el dinero. Políticos, empresarios, gente que quizá están metidos hasta el cuello en estos hechos.