CiudadLocal

Animales, en pista del aeropuerto

El aeropuerto internacional de Puerto Vallarta sigue dando de qué hablar por las constantes fallas en sus servicios.

.

  •  Piloto de Volaris tuvo que irse al aire al ver perros en la pista cuando iba a aterrizar, en vuelo procedente de la Ciudad de México.

.

Por Eduardo García Gómez
Puerto Vallarta

.

Siguen los cuestionamientos a la operación y seguridad del aeropuerto internacional de Puerto Vallarta.

Esto, luego de que el pasado domingo, cerca de las 10 de la noche un avión de Volaris no pudo aterrizar en un primer intento en la pista del aeropuerto de Puerto Vallarta, debido a que había animales rondando la zona.

A las constantes fallas en el aire acondicionado de la terminal aérea, el mal estado o funcionamiento de los sanitarios y la falta de bancas o sillas para los pasajeros se suma, ahora, que hay animales en la zona de la pista de aterrizaje.

Esta denuncia fue hecha a Vallarta Opina por un pasajero que resultó afectado, junto con otros 120 pasajeros más aproximadamente, el pasado domingo en un vuelo de Volaris en la ruta Ciudad de México-Puerto Vallarta.

Samuel de Haro González, originario de Puerto Vallarta y con 48 años de edad, relató que además del retraso de una hora en la salida del vuelo en la Ciudad de México, al llegar a esta ciudad el avión no pudo aterrizar en un primer intento, debido a que unos animales se atravesaron en la pista.

Resulta que al irse al aire, al no poder aterrizar en el primer intento, el piloto de Volaris avisó a los pasajeros que había visto unos animales en la pista de aterrizaje, al parecer unos perros, y esto lo obligó a dar una vuelta más a la terminal aérea para realizar un segundo intento, tiempo en el que seguramente personal del aeropuerto de Puerto Vallarta alejó o sacó de la pista de aterrizaje a los animales.

De Haro González relató el incidente que pone en tela de juicio la seguridad del aeropuerto internacional de Puerto Vallarta y que a su parecer deja mucho que desear de una terminal aérea que se precia de ser internacional y de dar servicio a un destino turístico que, aseguran, es el segundo en importancia en México.

El incidente se registró en el vuelo con el código Y4 786 de la compañía Volaris la noche del pasado domingo. De Haro González acreditó su presencia en el vuelo con el código de boleto G4IL9S, a un costo de 1,549 pesos.

Las preguntas que surgieron entre los pasajeros como De Haro González fueron: ¿cómo un aeropuerto “internacional” de un destino turístico tan importante como Puerto Vallarta es vulnerable e inseguro como para permitir animales deambulando por las pistas de aterrizaje?

De Haro González se pregunta también si ¿tendría que haber pasado un accidente fatal para que las autoridades aeroportuarias pongan atención para implementar mayores medidas de seguridad e impedir que animales ingresen a las instalaciones del aeropuerto poniendo en peligro la vida de los pasajeros?

.

QUEJAS Y MOLESTIA

Por otra parte, cabe señalar que las constantes fallas del aire acondicionado en el aeropuerto internacional de Puerto Vallarta molestan a los pasajeros, además de afectar la imagen turística de este destino de playa.

Pasajeros y usuarios del aeropuerto lamentan las condiciones de operación del aire acondicionado y la desatención de la administración de la terminal aérea.

Las constantes fallas del aire acondicionado son señaladas por pasajeros y usuarios nacionales y extranjeros que sufren las consecuencias, quienes hacen llegar sus quejas a la administración del aeropuerto.

Hace unos días, el aeropuerto internacional de Puerto Vallarta recibió numerosas quejas de usuarios que reprochaban la falta de aire acondicionado o su funcionamiento solo en unas áreas.

El propio GAP cuenta con buzón de quejas, en donde ha recibido varias sobre el tema, aunque poco se ha hecho para resolver el problema, que lamentablemente no es nuevo.

Los usuarios que se han tomado la molestia de manifestar sus quejas al GAP afirman que es una vergüenza que una terminal aérea de un destino turístico como el de Puerto Vallarta –que se promueve en México y el extranjero como de primer nivel- carezca de ese fundamental servicio, afectando así su imagen turística.

.

AVISO

Al irse al aire, al no poder aterrizar en el primer intento, el piloto de Volaris avisó a los pasajeros que había visto unos animales en la pista de aterrizaje, al parecer unos perros, y esto lo obligó a dar una vuelta más a la terminal aérea para realizar un segundo intento.