Gente PVNutrición Sana

Los beneficios de la tuna

Las tunas, poseen enormes beneficios para la salud, pueden utilizarse como alternativa natural para los antiácidos, para disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos y otros usos terapéuticos.

.

Por Fabiola Ramírez Vázquez
Licenciada en Nutrición

.

Buenos días queridos lectores, acabo de llegar de la frutería con una enorme bolsa de tunas, y me preguntaban cuánto se pueden comer, es por eso  que hoy conoceremos más  de este fruto.

Las tunas, poseen enormes beneficios para la salud, pueden utilizarse como alternativa natural para los antiácidos, para disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos y otros usos terapéuticos. Conoce más acerca de éste delicioso fruto del nopal.

La planta del nopal es originaria de América tropical y subtropical. En la actualidad se cultiva en todos los continentes de nuestro planeta.

En México, país de origen del nopal,  se cuenta con más de 80 variedades de tunas, lo cuál enriquece la diversidad de tunas disponibles en el mercado. Se las agrupa comercialmente según su color: rojas, púrpuras, amarillo-naranja y blancas. México es el principal productor mundial de tunas.

.

Derivados de la tuna 

Productos tradicionales: Queso de tuna, mermelada, harina de tuna, así como néctar y fruto en almíbar. La cáscara se ha empleado como forraje.

Derivados industriales: De la tuna es posible obtener mucílagos, pectinas, celulosa, colorantes, aceite comestible de la semilla,  azúcares (glucosa y fructosa), que se pueden emplear para la producción de proteínas, alcohol, aguardiente, y jarabes fructosados (aditivos edulcorantes o espesantes) para la industria alimenticia.

La tuna posee un valor nutritivo que la hace destacar respecto de otras frutas. Es rica en calcio, potasio y fósforo, calcio, selenio, magnesio, cobre, zinc y aporta cantidades importantes de vitamina C y  pequeñas cantidades de varias vitaminas del complejo B. Contiene aproximadamente un 15% de carbohidratos de buena calidad. Cada 100 gramos de pulpa contiene 41 kcal, 9.5 gr de carbohidratos y 3.5 gr de fibra.  Lo que equivaldría a una porción de fruta, si tú estás apegado a tu dieta sabrás que la puedes intercambiar por 1 naranja o 3 guayabas, por ejemplo.

Gracias a sus efectos antioxidantes por sus compuestos fenólicos hacen de la tuna un gran aliado en enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales y metabólicas.

Diversos estudios han demostrado un marcado efecto antiinflamatorio y anticancerígeno de los compuestos de las tunas. Otro punto a destacar es que la tuna, tiene un efecto neuroprotector y se ha observado que  promueve la secreción de bicarbonato a nivel gástrico, ofreciendo así un efecto antiácido y protector de la mucosa gástrica. Asimismo,  el consumo de tunas mejora el estatus de antioxidación en el organismo, reduce los procesos de oxidación de las grasas sanguíneas (colesterol y triglicéridos), e incrementa la neutralización de los radicales libres.

Por si tenías dudas de comerla o no, está justificado su consumo sin temor para si es diabético, puesto que su alto contenido en fibra ayudará en el control de su glucosa. Baja en calorías lo que la hace un postre refrescante para personas que buscan perder peso sin sacrificar sabor a su dieta,  ideal para la hipertensión por su alto contenido en minerales como el potasio, magnesio y calcio.

Si te ha gustado esta información compártela.

Nutrición & Dieta Lic. Fabiola Ramírez Tú NUTRIÓLOGA, atención personalizada, al teléfono 3221392402.