Gente PVPlaneta Luna

Lo confieso, soy Netflixiana

Por Consuelo Elipe

.

Yo no quería. Sabia antes de apuntarnos que iba a ser una adicta. Y aquí estoy, ya soy una neflixiana con todas las consecuencias.

Me resistí mucho tiempo pero cuando supe que pondrían 4 nuevos capítulos de mi seria favorita de todos los tiempos “Gilmore Girls” ya no pude evitarlo.

Y claro la primer tarde de  fin de semana que tuve me vi los cuatro capítulos de 1,30h  de duración cada uno, como si tal cosa. ¡Que emoción! Después de más de 10 años de disfrutar cada segundo de esta maravillosa serie y de comprarme todos los DVD para volver a verlos y varias veces, llegaron estos para ponernos al día.

No me decepcionó, todo lo contrario, creo que lo han hecho magistralmente, siendo reflejo de cuanto han cambiado las cosas es esta década, con su fino humor, su forma crítica y divertida a la vez.

En  estos años han aparecido las redes sociales y la gente ya no va a las cafeterías a tomar café o charlar, solo a conectarse. Ese momento, como nos lo cuenta es maravilloso!

Da tanto gusto ver una serie en la que no pasa nada, es decir nadie muere, ni hay espías, ni malos ni buenos. Son gente con todo lo que nos pasa a la gente, cosas pequeñas que construyen las vidas.

Pero no quiero hablar solo de esta serie, porque es mi debilidad y os podría contar minuto a minuto, el tema es como también nos ha cambiado la forma de ver TV el hecho de que Netflix exista. Y eso hace que también haya cambiado nuestra forma de disfrutar el tiempo libre e incluso las actividades que realizamos.

Aunque solo sea un sistema de entretenimiento, y ya teníamos varios como el cable, Sky, y varios sistemas que tienen películas…pero creo que Netflix si actúa y nos hace actuar de forma diferente.

Creo que el enganche juega con la poca o nula fuerza de voluntad que tenemos todos para poder dejar de ver por ejemplo una serie en el capítulo 3 cuando hay 52 …y entonces vemos uno y otro y otro y como siempre están emocionantes no podemos levantarnos casi ni para irnos a dormir.

Y llega un fin de semana y uno hace todo corriendo para llegar y ver unos 10 capítulos o 13, la temporada entera, total que importa si no hacemos nada más.

Y tiene su parte buena porque sirve que descansamos y no gastamos deambulando de tienda en tienda pero no sé si estoy muy convencida. Es otra forma de hipnosis, igual que el celular o las redes, otra forma de que nos tengan idiotizados. Y creo que hasta vamos a engordar, porque tantas horas sentados no puede ser bueno porque solo me dan ganas de comer, socorro!

Además la ansiedad de saber que podrías ver mil series que te encantan y no saber cómo tener tiempo para ello. Es como pensar que hay miles de libros que quiero leer antes de morir y no hay forma humana de poder hacerlo. ¿Cómo vamos a tener tiempo de leer todo, de ver todo, de disfrutar todo, de viajar a todas partes? Ven porque me gustaría ser eterna? No veo otra forma de poder sobrellevar este mundo que nos ha tocado vivir. Es ansiedad por todas partes al ser conscientes de todo lo que hay pero que nunca haremos o veremos. Internet nos abrió una ventana gigante, como Netflix nos la abre ahora. Y solo me recuerdan lo pequeños e indefensos que somos…

Mientras me pienso como hacerlo frente este fin de semana comenzare a ver los tropecientosmil capítulos de Mad Men, dicen que el vestuario de los años 60 es fantástico. ¿Quién puede resistirse a eso?