Empresarios piden acabar con el “reparto de cuotas”

Mauro Garza, titular de la  Coparmex.

.

Por Marisela Muñoz
Guadalajara

.

Para demostrar que habrá autonomía total en la selección de los personajes que encabezarán el Sistema Local Anticorrupción, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) coinciden en que la designación quede a cargo de una mesa externa, integrada por ciudadanos de probada trayectoria y no por funcionarios o miembros de los partidos políticos.

El mismo criterio, concuerdan, debe seguirse para seleccionar al nuevo fiscal general, a los nuevos auditores superior y especiales de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ), a quienes integrarán la sala superior y unitarias del Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE) y la Fiscalía Anticorrupción.

Fernando Topete, titular de la Canaco, expone que se debe “tomar la palabra” al gobernador y aprovechar la coyuntura que propició para que sean instituciones serias quienes elijan a los perfiles de esas entidades públicas, sin relación directa con los actores políticos.

“Que se escojan por meritocracia, en unos comités con gente probada y con todas las características, que ya se definirán. Pero debe caer en poder de la sociedad, no de la iniciativa privada, no del Gobierno. Serán las universidades, los sindicatos, organizaciones… quienes tengan que ser que partícipes”.

Mauro Garza, titular de la  Coparmex, opina que debe ser un proceso de selección ciudadanizado y no con ternas sugeridas por el jefe del Ejecutivo o por el Congreso. “De hecho, hay una parte del Sistema Nacional Anticorrupción que así lo dota: que exista un comité de participación ciudadana, y que de éste vengan las posiciones y los nombramientos que se tengan que dar. Vemos fundamental que se ciudadanice (…) Una mesa que no corresponda a cuotas partidistas es muy importante”.

Sin embargo, Fernando Topete opina que al ser una mesa externa a intereses políticos, no necesariamente quedarían fuera de selección los políticos o quienes trabajan ya en la función pública.

Por su parte, el presidente de Coparmex enfatiza que los nombramientos deben ser para personas “ejemplares” que no obedezcan a intereses o lleguen a esa posición mediante cuotas partidistas.

Porque no interesan a los ciudadanos, las discusiones de tinte político entre los partidos Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional deben quedarse en la congeladora. La Canaco y la Coparmex coinciden en que la prioridad es que las reformas para lograr un eficiente sistema anticorrupción se aprueben.

Fernando Topete, de la Canaco, llamó a los representantes de ambas fuerzas a bajar el tono de la discusión. “No es un evento deportivo. Quisiera que todos fuéramos en un solo equipo, que se entiendan, porque sí hay las bases. Por ejemplo, de las leyes secundarias ya hay borradores muy avanzados (…) La corrupción no puede tener tiempos extra”.

Las cúpulas empresariales se pronuncian porque la Auditoría Superior sea uno de los organismos que cuente con autonomía de gestión y financiera. Mauro Garza, de la Coparmex, recordó que hay muchas propuestas sobre la mesa y esperan que el titular sea quien designe a los tres auditores especiales, “no tenemos la claridad de cómo lo quieren manejar ellos (Ejecutivo y diputados). Lo que hemos hablado es que el auditor debe tener la autonomía de poder nombrar a sus auditores especiales, y que esos auditores especiales no sean nombrados por el Congreso”,

Subrayó que fue uno de los puntos que manifestaron en la Comisión Interinstitucional conformada por el Gobierno del Estado para la elaboración de la iniciativa del Ejecutivo enviada al Congreso.