La lógica de lo ilógico

Por Nacho Cadena

.

Pareciera, en principio, que el Bien debería siempre vencer al Mal. Que el Bien Común, es lógico, siempre será superior al bien individual. Así que con la más elemental lógica, todos en este país, en este nuestro México, en Jalisco y en nuestro pequeño núcleo social que es Puerto Vallarta, deberíamos estar orientando nuestras acciones por este simple camino de la lógica.

Buscar el bien de todos, dotar a nuestra ciudad de todo aquello que brinde beneficios para los más, vivir en una conducta de respeto a los otros aun en las cosas más simples, ordinarias y cotidianas. Defender el bien común en todos los aspectos.

Este parece ser, con una visión muy sencilla, hasta simple, aunque parezca ingenua; será esta la forma más rápida, más eficiente, menos costosa y más remunerable para vivir en una condición única de paz, de tranquilidad, de prosperidad para la gran mayoría; no de igualdad, pero tiene que haber más logros para el que le ponga más ganas, el que mejor se esfuerce, el que sea más trabajador, el más dedicado… pero eso sí que el bien sea comunitario, que a todos nos vaya mejor, no solo en lo económico, también en el desarrollo individual, en las posibilidades de educación, en el recreo y el esparcimiento, en el desarrollo familiar, en el gozo y aplicación de la cultura, en la cotidianeidad, en el devenir de todos los días. Esto suena como la lógica de lo lógico.

.

LA REALIDAD

Porque en el desgaste social y económico del tema UBER, con lógica, porque en lugar de desgastarnos peleando, atropellando, emboscando, no aprovechamos el momento para sumar, sacarle provecho a las circunstancias y a juicio de cada quien, mejorar los servicios, mejorar la actitud y así en lugar de dos malos lograremos uno bueno, mas bueno y dotaríamos la ciudad con un servicio de transporte individual (taxis) de primera y quizá hasta invitaríamos al servicio público masivo (autobuses) a sumarse a esta actitud (nueva) de mejoramiento de grupo y darle a nuestro destino turístico hoy por hoy exitoso, una razón más de ofrecer la mejor vacación en México. Puerto Vallarta puede seguir mejorando su aceptación entre los viajeros nacionales y extranjeros y si le sumamos puntos buenos, la preferencia puede llegar a ser geométrica… y así habría más empleos y habría mejores servicios de hospitalidad y se crearían nuevos eventos promocionales y el fideicomiso trabajaría en armonía bajo el respeto al bien del destino y desaparecerían esos bandos contrarios representados por la autoridad y la ciudadanía.

Es un hecho innegable que Vallarta puede seguir creciendo en número y calidad de sus visitantes; es un hecho también que el servicio de transporte en Vallarta es de muy mala calidad, nada que ver con el de otras grandes ciudades turísticas del mundo; también es un hecho y quizá no tiene nada de malo, que entre los propietarios de taxi hay políticos, dirigentes, parientes cercanos, que bien pudieran calificarse como empresarios del transporte.

Pero si estos hechos son válidos y por otro lado se dice que la calidad de UBER hace un servicio muy aceptable y bienvenido por los consumidores (yo soy testigo y usuario en Guadalajara) pues vámonos por el camino de la lógica y que inicie operaciones UBER y a los taxistas se les respalde con carros nuevos, uniformes, capacitación de calidad en el servicio y entonces ya tendríamos un mejor servicio para los locales, los Vallartenses y para muchos visitantes que tenemos y lo más que pueden crecer si seguimos con la promoción conjunta e iniciemos más y mejores servicios, como también más y mejores ofertas, que hagan de nuestro destino no solo el más bonito sino también el mejor operado, con la mejor oferta de servicios y también “la ciudad más amigable del mundo”.

Tomemos el camino de la lógica y abandonemos ese falso que nos lleva a “la lógica de lo ilógico”

.

A PROPÓSITO DE IMPERMEABLES PARA PESCADOS

Ahora con el tema de las recientes elecciones en diferentes partes de nuestro país, a propósito de las desgracias reales en la administración de los ayuntamientos, de la corrupción, de los malos manejos administrativos, recordé una propuesta que hice hace muchos años, que me batearon las autoridades de aquellos tiempos, que se juzgó como inaceptable, pero quizá hoy haga lógica, traerla de nuevo a la mesa de las propuestas. Me refiero a la figura municipal del “Gerente de la Ciudad”. Creo que la historia nos ha puesto esta propuesta dentro del campo de la lógica y nos separa del mundo falso de “la lógica de lo ilógico”.

Este será mi tema del próximo artículo semanal.