Gente PVNutrición Sana

Embarazo, nutrición y el cuidado del peso.

El estado nutricional de la mujer cuando se queda embarazada y durante el embarazo, puede tener una influencia importante en los resultados de salud del feto, el lactante y la madre.

.

Por Fabiola Ramírez Vázquez
Nutrióloga

.

Buen día queridos lectores, saludando y esperando tengan un excelente comienzo de labores. El tema de hoy es para toda la familia, ya que cuando hay una mujer embarazada cerca de nosotros, sin más, no dudadnos en dar nuestras propias recomendaciones de alimento, de chucherías, algunos consejos, experiencias propias y la lista sigue, es por eso que esta información es para todos ustedes que cuidan a sus bellas embarazadas.

Algo que es importante que sepamos todos, es que el estado nutricional –y lo remarco-, de la mujer cuando se queda embarazada y durante el embarazo, puede tener una influencia importante en los resultados de salud del feto, el lactante y la madre.

Deficiencias de micronutrientes como el calcio, el hierro, la vitamina A o el yodo, pueden producir malos resultados para la madre y ocasionar complicaciones en el embarazo, poniendo en peligro a la madre y al niño. Por otro lado, un aumento insuficiente del peso (o bajo peso), de la madre durante el embarazo debido a una dieta inadecuada (por escases o por malas elecciones), aumenta el riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer y defectos congénitos. Sin embargo, al saber que el bajo peso tiene importancia, cometemos algunas faltas de responsabilidades y estas son: abusar de los alimentos –cualquiera- porque estás embarazada, no tomar en cuenta la calidad si no la cantidad, olvidando el proceder de los nutrientes esenciales para su estado de salud; insisto, hacemos malas elecciones.

.

La labor del nutriólogo

Como Nutrióloga, la labor y compromiso que tengo para con las madres embarazadas que acuden con una servidora, es brindarles una educación y el asesoramiento sobre nutrición, con el objeto de mejorar las prácticas alimentarias antes del embarazo y durante este, a fin de mejorar la alimentación materna y reducir el riesgo de afecciones y carencias para la madre y para sus hijos.

Este asesoramiento se centra en mejorar la calidad de la dieta, instruyendo a las mujeres sobre cuáles son los alimentos y las cantidades que es necesario consumir para tener una ingesta alimentaria óptima. Ello también puede incluir asesoramiento sobre el consumo de suplementos de micronutrientes recomendados durante el embarazo, como por ejemplo suplementos que contengan hierro, ácido graso Omega-3 y ácido fólico, por nombrar algunos.

.

Datos importantes sobre la ganancia de peso durante el embarazo

Se asocia directamente al crecimiento intrauterino y, de este modo, es menos probable que los lactantes nacidos de mujeres que ganan más peso durante el embarazo, nazcan con tamaño pequeño para la edad gestacional o con bajo peso al nacer. – Tanto las ganancias de peso gestacional muy bajas como las muy elevadas se asocian a un mayor riesgo de parto prematuro y mortalidad del lactante.

.

Dato interesante: Desde inicios del siglo XX, el estándar de ganancia de peso en embarazo era de 7 kg en la década de 1930 (pero lo modificaron al ver que había muchos niños que fallecían por bajo peso), después, el estándar “saludable” incrementó de 11,5 a 16 kg en 1990, esto aplicaba en mujeres con peso normal. Hoy en día la recomendación en ganancia de peso es de 9 a 12 kilos en mujeres con IMC normal (19-24), actualmente una mujer embarazada puede fácilmente sobrepasar lo establecido. En una población con sobrepeso y obesidad como la nuestra, la ganancia de peso es importante vigilarla.

.

Complicaciones por sobrepeso

Ganar excesivo peso trae consigo desenlaces negativos hacia la salud, entre los que destacan

1.-Complicaciones del parto.

2.- Preeclampsia (Ésta es definida como el incremento de la presión arterial por encima de 140/90 mmHg por lo menos en dos ocasiones, acompañada de proteína en orina).

3.- Parto por Cesárea.

4.- Macrosomía. Los fetos macrosómicos (niños grandes de más 4kilos al nacer) tienen mayor riesgo de muerte intrauterina, malformaciones congénitas, afecciones cardiacas y baja azúcar en sangre neonatal.

5.- Mayor retención del peso postparto, lo que predispone a un riesgo posterior de obesidad en la madre y con ello diabetes, hipertensión, afecciones cardiacas, colesterol y triglicéridos elevado y algunos tipos de cáncer. 

Como conclusión sobre el tema creo que la ganancia de peso es importante, pero el embarazo no ha de convertirse en una excusa ni para la indulgencia alimentaria incontrolada (el viejo dicho de que en el embarazo la mujer “tiene que comer por dos”, no debe interpretarse como un permiso para comer sin medida), ni para el control excesivo por miedo a perder la figura.

Evidentemente la actividad física durante el embarazo y una guía en nutrición tiene relación positiva directa con la ganancia del peso, uno de los beneficios es mantener el peso (para mujeres con obesidad) o incluso lograr disminuir algunos kilos con solo realizar caminatas constantes. Pero la actividad deportiva previa a la concepción, es decir, si eres una mujer deportista y sales embarazada, tu buen hábito y encontrarte en un estado óptimo de salud puede ofrecer a las mujeres un efecto protector contra los efectos adversos sobre la salud y el aumento excesivo de peso durante el embarazo.

.

Macronutrientes más importantes en la gestación

Para una correcta educación nutricional en la mujer embarazada, es importante analizar los hábitos dietéticos previos al embarazo. Las necesidades de energía y de nutrientes de la madre aumentan durante el embarazo, como consecuencia de los cambios corporales que ocurren en su organismo y de las necesidades del bebé en formación.

Proteínas: Se requiere consumir durante toda la gestación alrededor de 925 g de proteínas (100gr por mes) ya que la tasa de acumulación no es constante, siendo más importante esta ingesta durante el segundo trimestre, por lo que la ingesta adicional debe aumentarse de 6 a 10 gr diarios.

Lípidos-grasa: Se requiere de un aumento en el aporte de lípidos, en principio, para lograr las reservas de grasa en el organismo materno durante el primer trimestre, y posteriormente para el crecimiento de los nuevos tejidos. Se ha estimado un aporte necesario promedio de 600 g de ácidos grasos esenciales durante toda la gestación. (66gr por mes).

.

Distribución de las calorías en cada trimestre

Primer trimestre: Las necesidades calóricas (1,800 calorías) siguen siendo las mismas, pero se debe empezar a incluir ingredientes saludables (leche, almendras, germen de trigo, levadura de cerveza).

Segundo trimestre: Como en el segundo trimestre (a 2,500 calorías) el feto dobla su talla, al inicio del cuarto mes hay que ir aumentando progresivamente las calorías hasta llegar a las 2,500 que recomienda la OMS.

Tercer trimestre: En los últimos meses de gestación, se debe aportar a la dieta unas 2,750 calorías diarias. Durante el embarazo existe un incremento de las necesidades de casi todos los nutrientes respecto a una mujer de la misma edad.

Es por eso que tu Nutrióloga deberá ser un apoyo muy cercano en todo tu seguimiento de gestación, una adecuada educación y asesoría nutricional, así como un plan adecuado a tus necesidades específicas como lo son: estatura, peso, actividad física, gustos y disposición de alimentos, son de gran importancia en la ganancia y un estado de salud optimo tanto para ti como para tu bebe; si estas embarazada o planeas estarlo, lo mejor es que te asesores con una profesional en el área.-

Si bien todos los nutrientes son fundamentales para la mujer embarazada, existen algunos que por su función en el adecuado crecimiento y desarrollo del niño, deben tener un cuidado especial, entre ellos calcio, vitamina A, D, B6 y ácido fólico.

Ten especialmente cuidado con la cafeína, recuerda que además del café, el té, refresco y chocolate también lo contienen 200mg/día aún es seguro (una taza de 12 oz de café).

El hierro es inhibido por el consumo de alimentos inhibidores de la absorción de hierro: Café, té, bebidas carbonatadas. No abuses.

Mariscos y pescados: El omega-3 es un tipo de grasa esencial para el desarrollo del bebé antes y después de nacer. En cuanto al Mercurio de los pescados con más metal está el camarón, salmón, pez carbonero y el bagre. No consuma tiburón, pez espada y caballa gigante estos son menores en mercurio.

Evita el sushi crudo, el cocido es seguro, mantén la higiene de tus manos así como de tus alimentos, asegúrate de su cocción correcta.

Realiza actividad física regular y no olvides ingerir agua natural (2.5 litros/dia).

Elimine productos dañinos, tales como alcohol (cerveza, vino u otra bebida alcohólica), cigarrillo y drogas. El consumo de alcohol, causa retardo del crecimiento, anomalías oculares y articulares, retraso mental, malformaciones y abortos espontáneos. Evita los alimentos enlatados, embutidos y altos en sodio. Cuida tu presión sanguínea y retención de líquidos.

.

¿Cuánto peso debo ganar en el embarazo?

Tabla de vitaminas y minerales esenciales durante el embarazo.

La actividad deportiva previa a la concepción, puede ofrecer a las mujeres un efecto protector contra los efectos adversos sobre la salud y el aumento excesivo de peso durante el embarazo.

.

Agenda y Acude con tu Nutrióloga Lic. Fabiola Ramírez
Av. Grande Lagos 218-A Fluvial.
Teléfono 3221392402