Puerto Vallarta reúne condiciones necesarias para superar problemas

Por Mtro. Luis I. Zúñiga Bobadilla (*)
direccion.vallarta@univa.mx

.

Una de las prioridades para Puerto Vallarta es mantener sus servicios turísticos en el más alto estándar de calidad, es la razón de ser de todos los que habitamos en este hermoso paraíso.

Me parece importante la oportuna aplicación de la justicia derivada del llamado Estado de Derecho con la prontitud que requieran los sitios donde se han detectado mayores manifestaciones de inconformidades o actos de violencia. No es sana la ausencia del diálogo honesto en todos los sentidos, la necesidad de impulsar más la confianza en las instituciones es fundamental.

El miedo con respecto a decisiones al vapor e infundadas han desencadenado suspicacias entre propios y visitantes, el caso más reciente es el conflicto entre prestadores de servicio de taxis; afortunadamente se está a un paso de resolver el problema de manera civilizada, la reunión de empresarios, funcionarios del Sector Público y representantes gremiales han hecho retornar la confianza de la ciudadanía.

Lo he comentado y reitero que los escenarios de violencia a nadie convienen, menos a un lugar donde el turismo es parte angular para el crecimiento de la zona; mantenerse inermes al respecto puedan llegar a desencadenar escenarios nada aceptables, como sucede en algunos puntos de México donde se ha recrudecido esta problemática.

Autoridades administrativas, empresarios y sociedad vallartense desean sellar los acuerdos necesarios en beneficio del destino, todo esto con la mejor de las actitudes y la mirada puesta en la formulación de respuestas sensatas que satisfagan a las partes y provoquen la mejor percepción de los visitantes nacionales y extranjeros.

Una prueba de lo que menciono es la marcha por la educación católica donde participaron aproximadamente 300 ciudadanos de nuestro paraíso Puerto Vallarta; orden, disciplina y cordialidad para solicitar que prevalezca esta modalidad educativa. Las proclamas respondieron a la necesidad de retomar los valores del catolicismo aplicado a la instrucción de los niños y jóvenes, acto por demás envidiable de peticiones sensatas.

La sociedad no responde a los actos de violencia cuando existen valores éticos realmente inculcados y activos en el individuo, de ahí que me gustaría comentar el nuevo modelo de seguridad anunciado por el maestro Enrique de la Madrid Cordero, titular de la Secretaría de Turismo del gobierno federal. Estamos en espera de esta importante alternativa la cual se dará a conocer en cuatro semanas según anuncio del funcionario.

Lo interesante del caso es que mediante este mecanismo de protección turística podría redituar al país ingresos de 21 mil millones de dólares al finalizar este año, todo ello para impulsar más fuentes de empleo, infraestructura y lo más importante la confianza en un clima de paz para el desarrollo de este detonante de la economía nacional.

El turismo es la mejor actividad estratégica y redituable para México y en especial para nuestro hermoso Puerto Vallarta; por tales razones se hace necesario mantener el ritmo de la vista puesta al frente para elevar la calidad de vida de las personas más vulnerables asentadas en este paradisiaco destino y recibir con alegría el esfuerzo federal de seguridad anunciado y alimentar el crecimiento de la economía.

La búsqueda de soluciones acordes al trabajo que se realiza nunca sobra, abre áreas de oportunidad y de credibilidad social, estoy completamente convencido, Puerto Vallarta reúne condiciones necesarias para superar problemas.

.

(*) Director de la UNIVA Campus Puerto Vallarta.