Vergara, endeudado

Jorge Verga habló de su ruina durante una reunión con jóvenes en Campus Party.

.

  •  Tras el fraude cometido por su ex esposa, Angélica Fuentes, el empresario “heredó” una deuda millonaria.

La auditoría fue letal: Jorge Vergara tenía de repente una deuda por ocho mil millones de pesos. Tras separar a su ahora ex esposa, Angélica Fuentes, de la empresa se procedió a la revisión de cuentas. El fraude detectado fue gigantesco. Y el dueño de Chivas ha revelado este domingo la magnitud del mismo.

Durante una reunión con jóvenes en Campus Party, el siempre polémico empresario reconoce sus errores. Aunque nunca menciona el nombre de su ex pareja, los señalamientos son claros. Asegura que fue una equivocación poner a Fuentes al frente del Grupo Omnilife-Chivas. Y más aún: permitir que dirigiera su vida.

“Cuando me enteré que la auditoría decía que debíamos 8 mil millones y que estábamos quebrados, pensé ¿cómo le hago para pagar sin quedar mal? Pensé en la solución, nunca me detuve en estos dos años y medio a preguntar por qué pasó. Cuando chocas, no te sirve pensar por qué pasó, sino para qué pasó. Siempre pienso: ¿para qué traje a una persona equivocada? ¿Para qué me robó? ¿Para qué me fraudeó? ¿Para qué me endeudó? Y fue para que yo cambiara. Siempre busco el para qué. Nada es casualidad. Todo lo vamos creando y el chiste es saber para qué pasa todo y una vez que sabes para qué, te motivas”, explica.

“Me dejó 8 mil millones de pesos de deuda, hace dos años y medio (cuando se dio la separación personal y empresarial). Nos equivocamos. Teníamos que reinventar Omnilife. Mejoramos el producto y después tuvimos que ver cómo hacer para que se conociera más entre jóvenes”, añade.

Asegura que el tiempo con Angélica Fuentes fue un costoso aprendizaje. “Imagínense lo que me enseñó esa ‘universidad’ que me costó 8 mil millones de pesos… no hay universidad en el mundo que cueste 8 mil millones. Me falta mucho por aprender. Pero aprendí mucho de estos siete años que eché a perder con una mala decisión. Fallé al escoger a la persona equivocada para que dirigiera la compañía y de paso dirigiera mi vida. Tuvimos siete años de errores, me quedaron 8 mil millones de deuda, pero aprendí mucho”, sentencia.

.

AHORA PIENSA EN EL MUNDIAL

En el discurso de Jorge Vergara, durante su charla en Campus Party, también hay tiempo para hablar de lo deportivo. Todavía disfruta luego de conseguir el título de Liga número 12 en la historia de Chivas. Pero ahora tiene otra meta en la cabeza: ganar el Mundial de Clubes.

“Tenemos muchas metas ambiciosas como ser campeones del Mundial de Clubes. Tenemos clarísimo lo que queremos lograr”, asevera. Pero para llegar a ese certamen que jamás ha disputado el Guadalajara, primero debe ganar la Copa de Campeones de la Concacaf.

Se muestra satisfecho de que la decisión de separarse de Angélica Fuentes también ha tenido beneficios deportivos. “En Chivas hicimos un proyecto difícil. Estuvimos siete años con muy mala influencia, mal manejo y a punto de descender. Sabía que tenía que cambiar, traer a la persona adecuada para hacer cambios y que los mexicanos se creyeran capaces. Y el resultado ahí está: un grupo de jóvenes inexpertos le ganó a un grupo de extranjeros muy expertos. Por más que les duela, que si fue el árbitro, que si fue o no penal, no importa: la actitud de estos chavos fue impresionante y le ganamos al equipo más poderoso de este país (la Final contra Tigres)”, afirma.

Y recuerda, por último, el motivo para haber incursionado al futbol. “El éxito en la vida no es el dinero, es lograr que la gente cambie su vida y transforme. ¿Cuál era mi sueño con Chivas? No lo compré sólo porque soy chiva o porque es un gran negocio. Lo compré por dar un ejemplo a los chavos. Lo compré porque sé que once chavos con Matías (Almeyda) van a transformar la vida de muchos mexicanos si continúan siendo campeones, pues los hará creer que pueden tener éxito en la vida. Por eso compré Chivas”, concluye Jorge Vergara.

.

Angélica Fuentes le dejó una deuda de 8 mil millones de pesos.