Inflación rompe récord

En el pasado mes de junio persistió la escalada de precios en varios productos.

.

  •  En el pasado mes de junio alcanzó un 6.31% con el alto precio de productos como el aguacate, jitomate, carne de res y gas doméstico.

.

Por Juan Carlos Arce
Ciudad de México

.

En junio persistió la escalada de los precios generales, al completarse una variación anual de la inflación de 6.31%, informó el INEGI.

Con el nivel reportado, la inflación completa cinco meses fuera del techo permisible en el objetivo de inflación del Banco de México, de 3% con +/-1 punto porcentual; la tendencia al alza suma 13 meses consecutivos, y se alcanza la mayor fluctuación a 12 meses para un mes de junio, en 17 años, solo superada por el registro del mismo mes del 2000, cuando la inflación anual se ubicó en 6.57 por ciento.

De acuerdo con los datos del INEGI, fueron los precios del jitomate, carne de res, gas doméstico LP, Restaurantes y similares, así como loncherías, fondas, torterías y taquerías, los que registraron las mayores alzas en el mes.

Aumentos que impulsaron al incremento mensual de la inflación a una tasa de 0.25%, la más alta para un periodo similar desde el año 2012.

Analistas de Grupo Financiero Banorte, explican que la inflación del mes es resultado de presiones sobre los precios agropecuarios y de mercancías.

En particular, los precios de las frutas y verduras incrementaron 0.42% mensual, de acuerdo con la información referida por GFBanorte; derivado del incremento de 16.59% en el precio del jitomate de 6.74% de las papas.

Por su parte, matizaron en un análisis los expertos de Grupo, liderados por Gabriel Casillas, los productos pecuarios incrementaron 0.25% mensual por el aumento del precio de la carne de res, de 0.77% y el del pollo, que fue de 0.99 por ciento.

Eduardo González, analista de Banamex, explicó que desde noviembre del año pasado, que se podía anticipar una contaminación de precios de segundo orden, cuando los de loncherías, fondas, taquerías, torterías registrasen una tendencia al alza.

Este segmento completa cinco meses consecutivos de mantenerse entre los 10 productos de mayores variaciones al alza, impulsados por la presión de aumentos de insumos alimenticios, así como combustibles esenciales para la cocción y traslado.

En junio, se sube al top ten de los precios al alza, identificados por el INEGI, el de restaurantes y similares.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, advirtió en junio que la escalada de precios afectaría a los más pobres, si se llegaban a contaminar los precios de los alimentos y señalo los precios de la canasta básica como el indicador a seguir para identificar el punto de impacto.

De acuerdo con la información del INEGI, los precios de la canasta básica registraron un crecimiento anual de 8.57%; con lo que queda rebasada la inflación general del mes, en más de 2 puntos porcentuales.

El economista de Goldman Sachs, Alberto Ramos, coincidió con la funcionaria mexicana al enfatizar que “la aceleración de los precios básicos de los alimentos constituye un impuesto regresivo sobre los hogares de bajos ingresos que podría poner en peligro el dinamismo del consumo privado”.

En la Minuta correspondiente al anuncio monetario de junio, donde la Junta de Gobierno decidió incrementar la tasa en 25 puntos porcentuales, quedó consignado que los banqueros advirtieron que “dada la depreciación acumulada del peso frente al dólar desde septiembre de 2014 todavía puede observarse traspaso importante a los precios de bienes agropecuarios”.

El INEGI evidencia que la inflación subyacente mantuvo la tendencia al alza, al completar una variación anual de 4.83%, que contrasta con el dato del mismo mes del año anterior, que estaba en 2.97 por ciento.

“La acelerada variación es un claro signo de las presiones ejercidas por el pasado debilitamiento de la moneda frente al dólar y de algunos efectos de segundo orden”, explicó desde Nueva York, Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs.

En su registro mensual, la variación de la inflación subyacente fue de 0.30 por ciento.

En su reporte trimestral más reciente, el Banco de México, reconoce que la inflación subyacente ha mantenido una “marcada aceleración de las tasas de crecimiento anual”.

En otras ocasiones, el mismo banco central precisa que este indicador “capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar, específicamente en el rubro de mercancías e incorpora los precios no volátiles como alimentos procesados, bebidas y tabaco”.

.

La canasta básica de los mexicanos ha registrado alza de precios en los últimos meses.