“La atención a los Derechos Humanos debe ser posible en todo el estado”: Claudia Gabriela Salas

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


En materia de atención a víctimas de violación de sus derechos humanos lo que hace falta es implementar un modelo único e inculcar la empatía capacitando debidamente a los funcionarios públicos de las dependencias encargadas de llevar los casos. Así lo expuso la maestra Claudia Gabriela Salas Rodríguez, una de las actuales aspirantes a dirigir la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Para la también dirigente de la organización civil “Igualdad, Desarrollo y Adelanto”, es necesario que todas las dependencias y comisiones encargadas de atender a las víctimas de violación a derechos humanos trabajen bajo un modelo único en cuanto al procedimiento, y desde una perspectiva especializada y no asistencialista.

“Actualmente la Comisión (Estatal de Derechos Humanos) y las otras dependencias en la materia trabajan de una forma totalmente desvinculada (…) las víctimas siguen siendo revictimizadas en las procuradurías y comisiones, porque comisiones van y vienen, pero sigue existiendo el mismo trato hacia las víctimas”, dijo Salas Rodríguez para Vallarta Opina.

En este sentido, señaló también la importancia de que los procedimientos entonces cambien para bien de las víctimas, en detalles como el nombramiento de estas al momento de generarse un primer contacto con la dependencia, cuando actualmente se les denomina formalmente como “quejosos” en los oficios, algo que impacta negativamente en el proceso.

Respecto a la reputación del trabajo actual de la CEDH, en el entendido de que a veces hay casos que no llegan a ser solucionados o recomendaciones que las autoridades no atienden, Salas Rodríguez mencionó que a la Comisión “no le faltan dientes”, pero que debe haber un equipo que trabaje de forma posterior a la emisión de los dictámenes.

“La CEDH tiene los dientes necesarios, lo que no hay expertos que den seguimiento para que los funcionarios, acciones y particulares cumplan las recomendaciones hechas”. Si un área especial diera seguimiento a las recomendaciones de la mano de los medios de comunicación, todas las recomendaciones se cumplirían pues ninguna autoridad quiere verse exhibida a la luz pública como violatoria de los derechos humanos, dijo la maestra Claudia Gabriela.

Buscan nuevo comisionado estatal

El pasado 10 de julio se abrió la convocatoria para que se inscribieran los interesados en ocupar para un nuevo periodo el cargo de comisionado estatal de derechos humanos en la CEDH, puesto que dejará su actual dirigente, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián.

Ente los aspirantes hay académicos y catedráticos de universidades, ex funcionarios de seguridad y líderes de la sociedad civil, entre estos Claudia Gabriela Salas Rodríguez, actual dirigente de la agrupación Igualdad, Desarrollo y Adelanto, promotora de los derechos humanos y atención a víctimas.

Con 20 años de experiencia al frente de cargos de función pública, y siendo capacitadora en el Nuevo Sistema de Justicia Penal certificada por el organismo encargado de su implementación, el CETEG, Salas Rodríguez considera imprescindible que todos los funcionarios que participen en la supervisión del cumplimiento de los derechos humanos estén debidamente capacitados y tengan experiencia en materia de políticas públicas, en especial quien resulte electo como nuevo comisionado.

“Dudo mucho que alguien que no haya estado en el servicio público pueda encabezar la CEDH, pues hay que saber sobre política pública, sobre atención al ciudadano para poder manejar esta comisión”, señaló. Además, no cree que la falta de presupuesto sea una excusa para no lograr el cometido de la Comisión, a pesar de que así lo han señalado muchos, “incluido el actual (comisionado) que dijo que quien llegue lo hará sin un solo peso”.

Para Claudia Gabriela, quien en su momento estuvo al frente del Instituto Nacional de las Mujeres, “esto no es un asunto de dinero, sino de vocación, que te duelan las víctimas y el dolor de la persona desaparecido, de una madre a la que le mataron a su hijo, de una tortura, de los desaparecidos”, por eso se considera una buena candidata al contar con 20 años de experiencia en la materia.

Para la actual activista por los derechos humanos en Jalisco es una cuestión positiva que existan varios candidatos para dirigir la CEDH, lo que representa una confluencia de ideas distintas.

“Me da gusto que seamos muchos los aspirantes porque tenemos una idea distinta sobre los derechos humanos, no hay otra forma de democracia real que en la que los ciudadanos nos reunamos y sumemos propuestas distintas, es un proceso competido”, señaló.

Por último, en caso de resultar electa, Claudia Gabriela tomaría como una de las primeras acciones de la Comisión el “sacarla de la zona Metropolitana de Guadalajara”, ya que considera que es necesaria una regionalización de la misma y que no solamente atienda casos en la gran mancha urbana de Jalisco, pues “es necesario que todas las personas del estado tengan a su disposición información y atención asertiva para que sepan cómo actuar si se les violan sus derechos humanos”.

El proceso de selección de candidatos terminará el próximo 27 de julio, cuando los diputados del Congreso de Jalisco voten por quien consideren más competente y le tomen protesta ese mismo día. Según el artículo 3 de ley de la Comisión Estatal De Derechos Humanos, este organismo público tiene plena autonomía, personalidad jurídica y patrimonio propio; está abierta a la participación ciudadana y tiene como finalidad la defensa, protección, estudio y divulgación de los derechos humanos.