CiudadLocal

Dirimen ediles del MC diferencias con alcalde

El alcalde y los regidores, durante su reunión de ayer en un restaurante ubicado en Fluvial Vallarta.

.

  •  Admiten regidores que fue una estrategia de presión por inconformidad contra el secretario general, al negar interés económico.

.

Por Martha Ramírez Ruiz
Puerto Vallarta

.

En un encuentro que se realizó este viernes el alcalde, Arturo Dávalos Peña, con los seis ediles de la fracción del MC que boicotearon la sesión ordinaria del pasado jueves, dirimieron diferencias que provocaron que con ausencia de esos regidores se debieran sacar del orden del día aquellos asuntos que requieren de la mayoría calificada para su aprobación.

Fue en una comida que sostuvieron en un restaurante en Fluvial Vallarta, en donde se ventilaron una serie de recriminaciones mutuas con los ediles emecistas, quienes admitieron que su ausencia de la sesión edilicia fue una estrategia para sentarse con el primer edil, al estar inconformes con el actuar del secretario general, Víctor Bernal Vargas.

En la mesa también estuvieron los asesores del alcalde, Santiago Centeno Ullín y Guillermo Salcedo Contreras, así como los seis ediles a los que no justificó su ausencia de la sesión: Gilberto Lorenzo Rodríguez, Edelmira Orizaga Rodríguez, Homero Maldonado Albarrán, Bellani Fong Patiño, Juan Solís García y Gonzalo Guzmán Delgado, así como Magaly Fregoso Ortiz, esta última a la que se aprobó su justificante.

Los reproches se dieron de un lado a otro, tanto del alcalde a los ediles por boicotear una sesión en que habrían de tratarse asuntos de interés legal por los riesgos que penden sobre el cuerpo edilicio de una suspensión o hasta inhabilitación, o la necesidad de restructurar la deuda pública y rescindir el convenio de Mando Único.

En corto también los regidores inconformes reprocharon al alcalde que públicamente manifestase que podrían pretender sacar una tajada económica para aprobar la restructuración de la deuda de alrededor de 250 millones de pesos.

O que si acaso querían que les invitase a comer o una fiesta o hasta un puerquito, esa y otras expresiones del alcalde al pleno de la sesión edilicia causaron molestia entre los seis ediles de su fracción, pero sobre todo esa de que si lo que querían era dinero, no había.

“No íbamos a dar el espectáculo y hacer un show en plena sesión”, diría más tarde Gilberto Lorenzo Rodríguez, al alegar que si bien es el pleno edilicio donde debían debatir, optaron por la estrategia de ausentarse de la sesión edilicia para generar ese diálogo que en privado sostuvieron este viernes.

De entremeses los ediles pusieron sobre la mesa que se les dé información precisa sobre la situación financiera antes de llevar al pleno a votación iniciativas relacionadas, porque parafrasearon el alcalde de que “no se trata de patear más el bote”.

Para los postres ya se habían zanjado la diferencia que se dijo por parte de los inconformes en voz de Gonzalo Guzmán y Lorenzo Rodríguez, “nada tenía que ver algún interés económico para ponerse de acuerdo para no asistir a sesión ordinaria del jueves, sobre todo dijeron por el papel de Bernal Vargas en las sesiones previas a las que no ha acudido el alcalde, ya que sostienen no les respeta la investidura de ediles y hasta les dice que no son ejecutivos.

No se levantaron de la mesa hasta acordar que el próximo domingo se llevaría a cabo otra sesión ordinaria, en donde en la convocatoria se enlistan los asuntos que requieren de mayoría calificada que se habían sacado de la pasada sesión, pero en que de plano se eliminó la iniciativa para colocar en el malecón una pantalla led con motivo del próximo centenario del municipio y hasta estuvieron de acuerdo en que se emitiría un boletín sobre los resultados de esta reunión privada, tal y como se hizo más tarde el día de ayer.