CiudadLocal

Disipan “malos entendidos”

Los regidores votaron a favor del refinanciamiento de la deuda.

.

  • “Dan voto de confianza” a propuesta de refinanciar la deuda adquirida hace tres administraciones.

.

Por Martha Ramírez Ruiz
Puerto Vallarta

.

Al pleno del Ayuntamiento, en sesión ordinaria que se realizó este domingo, se habrían disipado la serie de “malos entendidos” que se generaron por el boicot de siete ediles de la fracción del Movimiento Ciudadano (MC) en la pasada sesión ordinaria del jueves, propiciando hasta interrogantes del alcalde, Arturo Dávalos Peña, sobre la pretensión de obtener dinero para la aprobación de la restructuración de la deuda adquirida en el trienio de Javier Bravo Carbajal (2007-2009).

Sin embargo, se llevó al pleno el punto de acuerdo para el refinanciamiento de la deuda a través de la contratación de créditos con Banobras por 251 millones de pesos, con lo que se cubriría el adeudo que se tiene con Bancomer, con un ahorro mensual de 2.5 millones de pesos, que representan el 50 por ciento de lo que se viene pagando.

Pese a que se había sostenido una reunión previa donde el encargado de la Hacienda Municipal, Ricardo René Rodríguez Ramírez, les había explicado al cuerpo edilicio sobre esta iniciativa -junta que duró más de dos horas-, la sesión comenzaría con una hora de retraso.

Al parecer algunos de los ediles no les quedó claro el asunto, como a Bellani Fong y Homero Maldonado, que seguían utilizando términos como “crédito” y “préstamo”, al referirse al refinanciamiento de la deuda.

Lo que sí fue claro que Magaly Fregoso Ortiz, Gilberto Lorenzo Rodríguez, Edelmira Orizaga Rodríguez, Homero Maldonado Albarrán, Bellani Fong Patiño, Juan Solís García y Gonzalo Guzmán Delgado, se pusieron de acuerdo para faltar a la pasada sesión, alegando que no tenían la información suficiente para emitir su voto y que lo que le caló fueron expresiones del alcalde de que si acaso querían dinero.

Orizaga Rodríguez insistió en que faltó porque sí estaba enferma, pero que también por temor a las responsabilidades que podría tener en el sentido que emitiera su voto, como le sucedió la primera vez que fue regidora en la administración de Gustavo González Villaseñor, al ser sujeta hasta a un juicio político.

Lorenzo Rodríguez externó que precisamente la responsabilidad que tiene en temas torales y dijo que no podía emitir su voto sin contar “con la suficiente información” antes de emitir su “voto de confianza” e insistió en dejar en claro que no era porque pretendieran obtener dinero.

Fue entonces cuando el alcalde, Arturo Dávalos Peña, para dar por zanjadas los reproches de los ediles puso de manifiesto que eran “malos entendidos”, para estos ya se habían aclarado tanto de su parte como de los ediles del MC que supuestamente entre “causa de fuerza mayor” y “motivos de salud” boicotearon la pasada sesión.

Por otra parte, la edil Susana Rodríguez Mejía, quien desde la pasada sesión refrendó el apoyo al alcalde, dejó en claro que eso no garantizaba su voto, esta vez explicó que desde que recibió el orden del día solicitó al tesorero información sobre las corridas financieras y legales sobre la propuesta de refinanciamiento, análisis que aún no concluía y por eso su voto sería y fue en abstención, pese a que considera que la iniciativa va a ser a favor de las finanzas municipales.

Otros, como Gonzalo Guzmán, consideró necesario destacar que con este refinanciamiento esta administración estaría pagando a capital de esa deuda alrededor de cien millones de pesos, más de los abonado en las últimas tres administraciones.

Aun cuando se precisaría después que de la deuda adquirida por Javier Bravo Carbajal en la administración 2007-2009, en la administración 2010-2012, con Salvador González Reséndiz, se restructuró y estuvo pagando tanto a capital como los intereses.

Pero en el periodo del actual diputado local, Ramón Guerrero Martínez (2012-2015), no se pagó al capital, solo se estuvieron cubriendo los intereses.

En esta administración se han pagado 60 millones para disminuir esa deuda con pagos mensuales de 5 millones de pesos, precisó el alcalde al destacar los ahorros que se tendrán al trasladarla de Bancomer a Banobras.

Finalmente, esta iniciativa de refinanciamiento se aprobaría con 15 votos a favor y dos abstenciones, la fundamentada por la regidora Rodríguez Mejía, mientras que Bellani Fong no la sustentó, pero no dejaría de reclamar que le asignen más personal como asistentes.