Gente PVPlumazos

Mientras no me suceda

En Puerto Vallarta los bloqueos a conductores de Uber han sido calificados como actos adversos a la imagen del destino.

.

Por Carmina López Martínez

.

¿Quién tiene la fórmula para tolerar los agravios que mantienen a la sociedad mexicana en el miedo e incertidumbre?

Los últimos acontecimientos devastan los esfuerzos por mantener la paz nacional, la cual permite que el país logre objetivos planteados como es en la promoción de destinos turísticos y atracción de inversionistas extranjeros.

Justo en Puerto Vallarta los bloqueos a conductores de Uber han sido calificados como actos adversos a la imagen del destino, en este sentido empresarios y funcionarios públicos se transforman en voceros enérgicos para fortalecer alianzas de paz que permitan a los turistas gozar de su visita con total libertad y alejados de trifulcas que les infunden miedos.

Fue acertada la intervención del licenciado Gabriel Igartúa a quien en múltiples ocasiones he tenido la oportunidad de escuchar, él en su calidad de presidente de la Coparmex Puerto Vallarta-Bahía de Banderas comprende la incertidumbre del empresario al ver cómo se ensombrece el puerto por disputas que bien se pueden evitar a través del diálogo.

Por otra parte, en el municipio de Bahía de Banderas ese tipo de enfrentamientos solo han ocurrido en Valle Dorado, sin incitar otras provocaciones a prolongarse y convertirse en peligrosos escenarios para los habitantes de esa zona. Este asunto mantiene a las autoridades municipales en permanente intervención, descuidar las desazones podría generar problemas mayúsculos de los cuales se requiera una solución emergente y engorrosa.

En este momento a través de diversos medios informativos la sociedad mexicana recibe noticias trágicas, pletóricas de cifras adversas, con titulares alarmistas, primeras planas con fotografías cargadas de mensajes que alimentan el morbo popular. Esto va en sentido opuesto al trabajo específico y ético del periodismo, como el que ha realizado durante 39 años este diario de los vallartenses con información sobre los acontecimientos más relevantes de la región.

México resiste sí, pero ¿hasta cuándo? El gobierno pone a prueba el nivel de tolerancia de la sociedad, aumentan los casos de impunidad en situaciones que a toda luz se ve la ‘mano negra’, o lo que es lo mismo se permiten atropellos por cumplir con pactos reprobables de “amiguismos” o “compadrazgos” con base en la corrupción.

Es antinatural acostumbrarse a noticias llamadas amarillistas, la sociedad recibe estos mensajes con naturalidad; múltiples atrocidades en contrapartida con otras que debieran preocupar más como desempleo, pobreza, fuga de talentos, incremento de suicidios, empresas en bancarrota, robo de autos (Jalisco en los primeros sitios de este ilícito), rezagos y racismo persistente, sexismos, misoginia y tantos otros temas que intoxican el pensamiento y la razón.

Suena terrible vivir en un país en el cual se somete bajo una línea de fuego constante, con el estómago henchido de penurias y tristezas; se mira el lábaro patrio para recordar la visión de nuestros antepasados y comprender por qué murieron. México es un país con retos constantes, precisamente en el cumplimiento de múltiples desafíos se trasforma y reconstruye.

Aun no veo la luz al final del túnel, no cuando siete de cada 10 mexicanos han experimentado casos de inseguridad que van desde la extorción hasta la desaparición de un familiar o amigos. Hoy se deja de ver de forma aislada el pensamiento popular “cuando a mí me suceda”, referente a mantenerse atento a sufrir algún inconveniente y tener la certeza de poder maniobrar la situación.

Todos somos vulnerables y esa sensación incómoda genera comunidades virtuales, allá en el ciberespacio se ven seguras, apartadas de su entorno que no deja de ser su única realidad.

.

*Comunicóloga, responsable del área de difusión institucional de la UNIVA Plantel Puerto Vallarta. arizbeth.lopez@univa.mx