Medición de la realidad mundial para mejorar

Por Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
direccion.vallarta@univa.mx

.

Con base en 17 objetivos el desarrollo sostenible se inició el año pasado con la meta de llegar a consumarlo integralmente en 2030. El fin último es resolver los desafíos globales y lograr el progreso socio-económico en todo el mundo.

Me refiero al Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible emitido el año pasado por la Organización de las Naciones Unidas cuyo secretario general es Ban Ki-moom: Documento preciso, soportado en evaluaciones surgidas de múltiples percepciones significativas.

Una meta es erradicar la pobreza extrema, este renglón en lo particular me preocupa al igual que el equilibrio en tres esferas: económica, social y ambiental. Distingo en este valioso documento demasiados elementos que permiten a la actividad turística evaluar sus alcances con propósitos realmente sostenibles, además de incursionar en áreas de oportunidad.

Los datos más recientes muestran que aproximadamente una de cada ocho personas todavía vivía en extrema pobreza; casi 800 millones de personas padecían hambre; los nacimientos de casi una cuarta parte de los niños menores de 5 años no habían sido registrados; 1.100 millones de personas vivían sin electricidad; y la falta de agua afectaba a más de 2 mil millones de personas.

Realmente esto es un dique para los anhelos de las personas vulnerables en el ámbito mundial. Si se llega a limar este tipo de asperezas se podrá pensar en un mejor momento para que la gente realice sus sueños de viajar y divertirse, aspectos necesarios para salirse del estrés y depresión que origina la velocidad con la que se vive en estos tiempos.

Los datos que contiene este Informe de Desarrollo Sostenible permiten determinar en qué lugar están los cuellos de botella y cómo se pretende solucionar sus manifestaciones de cara al 2030. Sin duda desafíos plagados de vicios y situaciones en crisis. Sin embargo se mencionan ajustes al respecto para afinar procesos de solución, esto por parte de la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas.

Las metas por cumplir están al frente y solamente se alcanzarán mediante el seguimiento puntual de los requerimientos indispensables, son elementos esenciales que se dan a conocer mediante este ODS con sus posibles soluciones, según sea el caso y la nación respectiva con el acercamiento de la sociedad a la realidad descubierta, independientemente que se viva se debe reconocer y es lo que realiza este informe de forma sobria a través de sus datos estadísticos.

Es el primer informe y se valora en toda su dimensión investigativa, al llegar a mis manos me convencí que hay personas interesadas en proteger al ser humano en todas sus manifestaciones y necesidades. Es importante punto de arranque. Con una acción donde se reúnen elementos internacionales con los cuales se puede aprovechar todo tipo de oportunidad y, colectivamente cumplir con lo propuesto en la Agenda 2030 sin bajar la guardia.

Para nadie es ajeno ese trabajo realizado tampoco los resultados que se esperan en el renglón de llegadas de turistas a este bello destino el cual cumple con las normas de sustentabilidad en los renglones de cultura de limpieza y conservación de áreas verdes y de sus playas, aspecto considerado en el documento comentado. La actividad crece en llegadas de visitantes y así lo vaticinan empresarios de los diferentes ramos del turismo.

Por último debo mencionar que los 17 objetivos de este informe van en la dirección correcta para erradicar problemáticas anquilosadas en algunas naciones y como se menciona con puntualidad en este importante documento “no dejar a nadie atrás”, porque su esencia es medición de la realidad mundial para mejorar.

.

(*) Director de la UNIVA-PV.