El “excremento del diablo”

Colegio Niños Héroes Puerto Vallarta.

.

Por Dr. en derecho Miguel Ángel Rodríguez Herrera

.

Giovanni Papini, un extraordinario filósofo y escritor de origen italiano y contemporáneo en una de sus tantas obras literarias lanzó su lapidaria y conocida frase: “EL DINERO ES EL EXCREMENTO DEL DIABLO”

.

EL PAPA LEÓN XIII

En el año 1884 este Papa tuvo una visión donde se le mostraba al mismo Satanás entrando a las altas cúpulas del Vaticano. De inmediato compuso una oración y ordenó, a todos los obispos del mundo, se leyese al fin de la Misa. Con el tiempo esta práctica se suprimió.

.

LOS MALOS CLÉRIGOS

La posesión del dinero proporciona, a quien la tiene, muchos de los placeres del mundo y de ahí la razón de su poderoso atractivo. El ansia de tener dinero se apodera de muchos clérigos de cualquier religión, incluyendo la católica. Afortunadamente esos clérigos no son los únicos que integran la Iglesia Católica sino que ésta se compone de todos los bautizados. Sin embargo escandaliza su codicia por el dinero y entre otros males que causan es la deserción de muchas almas del seno de la Iglesia Católica.

.

EL COLEGIO NIÑOS HÉROES

Este colegio cuyo inmueble es propiedad de laicos, que no de clérigos, lo han venido usufructuando con pingües ganancias y sin pagar un centavo a cambio un grupo de monjitas que se dicen llamar la “Congregación de las Hermanas Siervas de Jesús Sacramentado”. Es el caso de que los dueños del inmueble legalmente les exigen a esas “Hermanas” la entrega del edificio y éstas se niegan rotundamente ya que dicho colegio les ha resultado una verdadera mina de oro.

.

LOS RUDOS ENTRAN AL CUADRILÁTERO

Defendiendo al oro que produce la mina del Colegio susodicho y metiendo la mano para no dejarse quitar el “excremento del diablo” entran en acción dos personajes increíbles, porque nadie les cree, como lo son el propio Obispo de la Diócesis de Tepic LUIS ARTEMIO FLORES CALZADA y otro que dice ser su representante de nombre MANUEL OLIMÓN GALINDO, quien entre sus curiosidades, pone en duda la existencia de JUAN DIEGO. Ambos se dedican con todo ahínco a retener la caca del diablo haciendo uso de la extorsión aprovechando su influencia pastoral entre los fieles y traicionando los votos de pobreza que alguna vez hicieron. Esto es grave pues se trata de una mala conducta de un Obispo que puede llegar a manos del Papa Francisco el cual predica con sinceridad el voto de pobreza y castiga a quienes no lo respeten.

Mi consejo, tómenlo o no, es que ambos rudos luchadores abandonen las cuerdas, saquen de inmediato, las manos, de la boñiga del diablo y si insisten en proseguir les anuncio un panorama nada halagador en sus carreras eclesiales. Dejen toda idea extorsionista de expulsar a los sacerdotes, que no tienen nada que ver en el pleito, RICARDO Y CARLOS PEÑA de su parroquia.

Pórtense bien que nada les cuesta y recuerden que cometen el pecado de escándalo tan penado por el mismo Cristo y que ustedes mejor conocen.

Créanle a Giovanni Papini y obedezcan los lineamientos del Papa Francisco.

De verdad que el diablo se ríe de ustedes.

.

AMIGOS

Saludos a todos los de la colonia el Coapinole.

HUYE DEL ODIO.