El Lago de Tos-Cano

De chile, dulce, de mole
y con fe ciega el atole.
Son entes de poca fe
quienes andan divulgando
que hay cárteles que están
la capirucha minando.
Cárteles no, son afiches
o mejor dicho carteles
promotores de tienditas
que venden verdes pasteles..

Al “no ha lugar”, ya lo sé,
siempre hay que tenerle fe.
Lo dijo don Sergio Aguayo
y se lo voy a copiar:
ante pruebas contundentes
aparece el “no ha lugar”.
Desde tiempos ancestrales
Es justiciera costumbre,
al ver que a los aparejos
les ha llegado la lumbre.

En Jalisco –me enteré—
comienzan a tener fe.
No es porque sea jalisquillo,
pero debo mencionarlo:
nos da el góber Sandoval
motivos para elogiarlo.
A Kumamoto dio apoyo
con el asunto del fuero,
ahora busca que Juan Pueblo
nombre al fiscal justiciero.

No lo inventé,
pregunté y me enteré:
solo a Lupita
Juan Pueblo le tiene fe.