Ahí está el resultado, señores malinches

Juan Carlos Osorio.

.

Por Gregorio González Cabral

.

En  México todo se  explica por la corrupción. ¿Quién  es  el “Mochilas”, en la  contratación  y  permanencia  de Juan Carlos  Osorio,  después de  que  aquí  fracasó  horrible  dirigiendo al  Puebla?   Quien  sea,  ya  les  costó  a las   televisoras  una gran final  molera   contra  Estados Unidos: México  vs. Trump,   con  minutos de lo  más   productivos en  verano.

La  realidad  es que  la   Copa  Chafa  Tropical   la  gana  hasta “El Piojo” Herrera,  cobrando  menos  porque  no tiene  el privilegio   de  ser extranjero en México. Pero  “El  Piojo”  Herrera   y  “La  Piojita” Herrera   como que  se pasan  de chilanguitos  cuando  la nostalgia   al  olor  a pulque les llama; pero  hay otra docena  de   “técnicos”  mexicanos  que  bien  pueden  hacerse cargo  de la Selección.  Incluso, ahí  está   el  mita-mita  Vasco Aguirre, de  quien  se  dice que  “lo  arregla”  todo, para  cuando haya verdadera  urgencia  de dejar de  empatar.

El hecho es  que la potente  escuadra  de  Jamaica   desnudó ante  la afición  mexicana  del  exterior,  a  una Selección improvisada  y a  unos  colombianos  tomadores  de  pelo  que  según  ellos,  vienen  a  “sentar  el  futuro del futbol  mexicano”.  ¡Ya  estarán,  Locos Vielsa!

Conste que quienes  los trajeron no les   trajeron  por eso,  aparte  de posibles  “mochilas”, les  trajeron porque  ninguno  de los buenos  que pretendieron contratar    les   aceptó.  Entonces,  no  quedando más que mexicanos, ya no le  hicieron la lucha  a  los entrenadores  de  Curazao  o Jamaica   y    mejor  se  fueron por los colombianos , por  aquello  de  más  vale  malitos ,por conocidos…

Que ya  sabían cómo  era  el  cuentero  de  las libretitas,  Osorio. Por  supuesto: su  fracaso  en el  futbol  mexicano, con  el  Puebla, no fue ningún  secreto  y les  dejó  bastante  enchilados. Que  ya  conocían sus puntadas  que jugar  sin medios,  de  poner   en  la  delantera  a los porteros  y   de  no  dejar  jugar  a gusto a  alguien  en su sitio habitual, también lo sabían, pero no  pensaban que llegara   a ser   tan   enfermiza  la   obsesión.

Que  lo van  a  sostener  “independiente  de los  resultados”, no  lo dudamos.  Sólo  se  trata  de  la  Selección Nacional  del  México que siempre ven para  abajo, pero  sobre todo: habiendo  lana  de  por  medio ¡por  supuesto que se queda Osorio, con  su nachas  y  sus pompidios!

Osorio es  puro cuento, pero es  cuento extranjero.  Con lo  que hay  para  que se le entreguen los malinches que todavía   andan  por   estos  rumbos.

¿Qué “analiza” a los  contrarios? Han   de  ser  análisis  de orina, porque  de   la   forma   de  jugar  al   futbol, ni  idea  por  dónde llegar   fuera  del  pelotazo en diagonal y    de quién  debe  cuidarse  Corona porque   ese   cobrador  de  castigos  sabe  chanflear  de  maravilla.  ¿No  había “analizado” Osorio que  Jamaica  trae  a  Lawrence  que  le  pega  a  la bola  parada como  privilegiado  haciéndola  agarrar   curva   engañadora?. Por   supuesto que ni  idea. De  haberlo “analizado”  por lo  menos  pone  al “Cubo”  Torres  bajo los palos,  a detener   ese   tiro que fue   gol.

¿Saben qué?  Si  tanto les  gusta Osorio ¿por  qué   no lo  llevan al América,  le imponen  en  la portería  a  Memo  Ochoa  y  regresa n,  previa  sincera  disculpa,  al “Piojo”  Herrera, a la Selección? ¿Por qué?  Porque lo  último que les  importa  es   la  dejada  afición  mexicana  de  aquí  y  de  allá.