Nada puede detener a México en estos momentos

Por Luis Ignacio Zúñiga Bobadilla (*)
direccion.vallarta@univa.mx

.

En el futuro de México está la creación de la epidemia innovadora con emprendedores incluyentes, propongo sembrarles en su pensamiento la semilla del progreso y consecuentemente la trascendencia. El país los requiere exitosos no pasivos.

No se trata de empujar proyectos sin sentido, es proporcionarles los soportes necesarios, desde lo profesional con apoyo institucional para lograr la confianza necesaria que requiere la competencia sana para su mejor desenvolvimiento. Es trabajo en equipo y total confianza en las instituciones privadas y públicas para lograr permanencia.

Otorgar apoyos a emprendedores es establecer una significativa reducción en la brecha de desigualdades de género, creación de empleo; estar en igualdad de oportunidades eso es quitar presión social a todos los problemas que enfrenta el país. Tener mayores espacios de participación, en otros términos ampliar la realización de los emprendedores en el presente y el futuro en un escenario cada vez más cambiante.

Se reconoce que la cobertura en la Unión Europea en materia de intercambio comercial y de producción crece a pasos agigantados, en esos países viven cientos de emprendedores, conforman un mosaico de cooperación permanente con objetivos financieros, políticos, culturales y educativos; su trabajo es atractivo y ejemplar, aunque también coexisten escenarios adversos, los que desaparecerán estoy seguro ante la actitud y avance del emprendimiento global. Las mejores decisiones en lo económico y legal mantienen el equilibrio mental cuando se realizan sobre bases éticas.

En estos escenarios México no está a la expectativa, nunca se ha quedado atrás en esta situación, su avance es a paso firme y con la mejor decisión de cohesionar proyectos emprendedores, tanto fuera como al interior de las Instituciones de Educación Superior (IES) los momentos corresponden con las estrategias; por su parte el gobierno federal impulsa esta mecánica en diversas regiones de la nación con apoyo a las PYMES; el proceso globalizador y de mundialización del capital avizoran momentos propicios para detonar la creatividad de los jóvenes emprendedores con base a una enorme red nacional de voluntades en ese sentido.

El 95 por ciento de las empresas mexicanas son PYMES; a nivel nacional, las universidades alientan propuestas emprendedoras empresariales y sociales a través de varios mecanismos como son las llamadas incubadoras, la Univa Puerto Vallarta desde hace 25 años que llegó a este hermoso destino les apuesta a los jóvenes innovadores. Será muy importante desarrollar empresas sólidas, con bases firmes, respaldos y apoyos necesarios; es lo que demanda nuestro México en estos momentos de reacomodos económicos. Las alternativas de crecimiento actuales para la nación tienen su plataforma en procesos consolidados y de trabajo en equipo, fuera de ello no se comprende el emprendimiento.

En un mundo global emprender no es tarea fácil. México ha demostrado ser una nación emprendedora, versátil y con demasiada entereza comprobada, no será la última ocasión en la cual se le presentan retos que no esté dispuesta a solucionar. Como en todo proceso de gestión existen dificultades algunas de ellas son la fortaleza de nuestra gente, en lo físico y psicológico, nada puede detener a México en estos momentos.

.

(*) Director de la UNIVA-PV.