¡Todos ponen!

Por J. Mario R. Fuentes (*)
jose.reyes@univa.mx

.

Es tiempo de dar, no de recibir; los mexicanos toleramos todo, el malestar de la naturaleza, la corrupción desbocada y los sueldos vitalicios de los expresidentes como cereza del torrente económico.

Los exmandatarios panistas, priistas, hasta este momento se reparten los dineros que el pueblo gana con el sudor de su frente, todavía no me explico por qué esta actitud del Estado Mexicano; bueno sí lo he investigado, por supuesto primero como ocurrencia de unos, después se conformó un “proyecto” y ahora todos ponemos para que ellos, los expresidentes y familias vivan con lujos desmesurados.

No sería un tema de análisis si estuviera acorde a las necesidades nacionales, no es así estos exmandatarios rebasan con sus ingresos a la mayoría de los presidentes latinoamericanos actuales y si se analiza a fondo a varios de otras naciones, por ejemplo al ruso Alexander Putin o al de China; en serio en diversas investigaciones encontré datos vergonzantes, los exmandatarios mexicanos tienen ingreso mensual de un secretario de Estado o sea 205 mil pesos.

Lo interesante del asunto es lo que señalan los investigadores del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, me refiero a Ernesto Villanueva coordinador del área de derecho e Hilda Nucci, ambos investigadores. En conjunto: Luis Echeverría Álvarez, Vicente Fox Quezada, Ernesto Zedillo Ponce de León y Felipe Calderón Hinojoza, además de la señora Sasha Montenegro viuda de José López Portillo reciben 1.2 millones de pesos mensuales.

Al año le cuestan a los mexicanos 14.2 millones de pesos los expresidentes.

Los investigadores del citado instituto revisaron durante nueve meses el Diario Oficial de la Federación (DOF) correspondientes a los últimos 38 años y la sorpresa fue mayúscula; jurídicamente no existen bases para otorgar dicha pensión vitalicia, la decisión es vaga e imprecisa.

Sin embargo en su libro Beneficios Expresidenciales se cita el acuerdo 7637 fechado el 25 de noviembre de 1976, ahí se asigna un total de 78 ayudantes pertenecientes a las fuerzas armadas, lo firmaron los titulares de la Defensa y Marina no el entonces presidente Echeverría Alvarez, además de que no fue publicado en el Diario Oficial de la Federación, aunque está registrado en la Secretaría de la Presidencia.

Inconsistencias sobre inconsistencias; lo vitalicio quedó en el acuerdo 2763 fechado el 31 de marzo de 1987. Monto a pagar equivalente al sueldo de un secretario de estado además de ayudantes y gastos médicos mayores, aparte de heredar todo este beneficio a los descendientes, viuda e hijos. Todo esto causa sorpresa, no está firmado por el mandatario en turno, en este caso Miguel de la Madrid, sino por su entonces secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari, quien solamente puso una antefirma en el documento, no es su firma original.

Considero que para nadie en México llega a enorgullecer mantener a sus expresidentes con esos salarios, dárselos de por vida y después heredar a sus deudos todos los privilegios mientras la pobreza crece, la violencia se incrementa y el grito de justicia no cesa ante tanta corrupción; cualquier mexicano considera que esto es inaudito frente a la necesidad manifiesta.

Voy a pensar que los políticos tienen conciencia de las colosales coladeras por donde se fugan enormes cantidades de dinero, ésta es una de ellas por años ignorada. ¿Acaso se piensa que los exmandatarios no pueden encontrar empleo?  No es así, Ernesto Zedillo imparte conferencias al igual que Carlos Salinas y cobran muy bien, preguntemos a Vicente Fox quien por expresar acusaciones al por mayor en su eterno afán de inconformidad cobra muy bien; es una ruda mentira esa de que nadie los emplea.

Esperemos que ese organismo anticorrupción recién inaugurado elabore una alternativa que devuelva la confianza perdida a los ciudadanos o se continuará picando piedra y simulando buenas acciones mientras las necesidades sociales crecen ante el dispendio.

(*) Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Político Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.