“Blindada”, Punta Mita

Los campos de golf de Punta Mita ofrecen vistas verdaderamente espectaculares, tanto para jugadores como para los visitantes.

.

  •  El presidente de México, Enrique Peña Nieto, juega golf y vacaciona durante seis días en la Riviera Nayarit, que visita por undécima ocasión en la última década.

.

Por Enrique Pineda
Riviera Nayarit

.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, inició ayer en la Riviera Nayarit un periodo de vacaciones que durará seis días, en lo que cuales jugará golf en los campos de Punta Mita, destino en donde se hospeda desde este martes.

Desde un día antes a su llegada, pero con mayor razón desde ayer por la mañana, personal del Estado Mayor Presidencial y de las fuerzas federales como la Policía Federal, Ejército y Marina desplegaron un fuerte operativo de seguridad que fue evidente en las principales calles y avenidas de la Riviera Nayarit, en donde estará el presidente de México hasta el próximo domingo.

Incluso, desde antier por la mañana se observó en Punta Mita y sus alrededores una inusual movilización de elementos de la Policía Federal, del Ejército y de la Marina, así como integrantes del Estado Mayor Presidencial, quienes coordinan los trabajos de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto.

Es así que los elementos del Estado Mayor Presidencial, del Ejército y la Marina garantiza la seguridad del presidente, que vuelve a ratificar con su vista su gusto por la Riviera Nayarit para pasar varios días de descanso.

El presidente de México se hospeda en una de las villas del hotel St. Regis Punta Mita, finca ubicada frente a la playa y con una excelente vista a la bahía de Banderas.

Según se informó esta sería la undécima visita de Peña Nieto a este mega desarrollo turístico inmobiliario de Punta Mita, el que visita desde sus tiempos de gobernador del Estado de México, visitas que ha mantenido en compañía de su familia a lo largo de su mandato como presidente de la República.

Las constantes visitas del presidente Enrique Peña Nieto a Punta Mita y en particular al hotel St. Regis permitieron, Carl Emberson, entonces gerente del hotel, alternara en varias ocasiones con el presidente para jugar golf en los campos del hotel, considerados entre los campos más bonitos del Pacífico mexicano.

.