Lobos con cuero de oveja

Por Dr. en derecho Miguel Ángel Rodríguez Herrera

Mucho se habla de que las ovejas son aquellas que se encuentran dentro del redil y que lobos las rondan por fuera. Sin embargo, nadie ha dicho que hay lobos disfrazados de ovejas, que viven entre ellas y que gracias a ese disfraz se alimentan de las mismas. Hombres y mujeres que se aprovechan de sus propios correligionarios traicionando su confianza.

HEREJÍA

Hablando en términos religiosos el Catecismo de la Iglesia Católica define a la herejía como: “la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma”.

VERDADES DE FE DIVINA Y CATÓLICA

Son ejemplos de ellas la Aparición de la Virgen de Guadalupe en México ante Juan Diego y la impresión sobrenatural en el Ayate de Juan Diego. Negarlas o dudar de ellas implica Herejía. Pero muchos de nosotros nos rehusamos a creer que muchos de los clérigos católicos incurren en ella.

UN CLÉRIGO INCREÍBLE (PORQUE NADIE LE CREE)

El padre Manuel Olimón Nolasco, sacerdote católico, en su libro denominado LA BÚSQUEDA DE JUAN DIEGO publicado por la editorial Plaza & Janes, quien por cierto, y debido al escándalo, renunció a sus derechos y cesó de publicar este libro. No solamente duda sino que niega la existencia de Juan Diego, de la aparición de la Virgen de Guadalupe y afirma que el ayate fue pintado por manos humanas.

ASOMBRO

Como de cuento; este sacerdote es nada menos que el representante del Obispo de la Diócesis de Tepic, a la que perteneces tú y yo, en el asunto millonario del Colegio Niños Héroes. Reflexiona.

HUYE DEL ODIO

Olimón dice en su libro: En la Basílica de Guadalupe han colgado una gran manta en donde se exhorta a los fieles a orar por la canonización de Juan Diego, nuestro padre en la fe, como lo ha nombrado también el señor Cardenal públicamente.

¿Cómo es posible que este indio, cuyo nombre ni siquiera fue conocido en el primer siglo de la evangelización y al cual de ninguna manera invocaron, pueda llamársele de esta manera?

Se puede decir que la mayoría de los historiadores reputados no acepta la existencia histórica de Juan Diego ni de las apariciones de Guadalupe. Desafortunadamente, el proceso de beatificación fue apresurado y parcial.

“Un abundante cúmulo de sombras se cierne sobre el personaje y éstas no se han disipado. O, dicho en otros términos, continúa en pie la búsqueda de Juan Diego”.

El historiador supone que el autor de la imagen guadalupana fue Marcos Cípac de Aquino, un artista nahua formado en el colegio de San José de los Naturales, que dirigía Fray Pedro de Gante Y que la pintura fue hecha a instancias de Alonso de Montúfar, segundo arzobispo de México.