Gente PVToma Control

Pie Diabético, se puede rehabilitar…

Pie diabético.

.

Estimados Amigos, en México es un serio problema de salud la diabetes mellitus, principalmente por falta de orientación en salud relacionada con este padecimiento, ya que los pacientes cuando son enterados de ser portadores de esta enfermedad, en lugar de entrar inmediatamente a un programa de control estricto y supervisión para vivir tranquilamente realizando todas sus actividades cotidianas, hacen todo lo contrario, pues desconocen que el mantenerse activos físicamente con ejercicio y llevando una buena orientación nutricional en la que eliminen totalmente todos los alimentos perjudiciales que favorecen altos niveles de azúcar, pueden evitarles complicaciones que aparecen años después de muchos descuidos, acudiendo al médico por fallas orgánicas múltiples, principalmente a nivel circulatorio y cardiovascular (mala circulación, hipertensión arterial, propensión a infartos o incipientes manifestaciones de daño renal).

 

Falta de educación en salud

En México tenemos una población de adultos mayores en aumento, así como de adultos maduros que por falta de orientación se mantienen sedentarios, sin hacer ejercicio, esto es que se pasan el tiempo cómodamente sentados en un sofá viendo programas de televisión basura e ingiriendo comida chatarra, lo que favorece que la obesidad y el número de diabéticos aumente, provocando que esta población se exponga a diversas complicaciones tan sólo por sus malos hábitos.

El pie diabético es el resultado de una larga trayectoria de descuidos, que van desde una dieta inadecuada, un gran sedentarismo, deficiente aseo en pies, un calzado no confortable, y por supuesto todos los otros factores que la diabetes como enfermedad en sí favorece para su aparición.

Problemas del pie diabético

Entre los problemas que este pie enfrenta, se encuentra la neuropatía periférica, que da como resultado alteraciones en la sensibilidad y cambios en los vasos sanguíneos (arterias y venas periféricas de esos miembros), estos detalles favorecen la aparición, tarde o temprano, de lesiones superficiales y profundas características del pie diabético.

El problema es tan serio, que en un año la incidencia de amputaciones de pie diabético es del 10 por ciento del universo de pacientes que padecen esta enfermedad, y para “orgullo” de los Mexicanos, ya superamos estas cifras de acuerdo a las últimas estadísticas.

Factores para el desarrollo del pie diabético

Por lo anterior, debemos insistir en que los factores más importantes para que se desarrolle el pie diabético, son principalmente, el mal control de los niveles de glucosa en sangre que favorecen neuropatía, deformidades óseas y articulares (artropatía de Charcot), los cambios estructurales de la capar interior de los vasos sanguíneos, el aumento de la sensibilidad de la piel, y la espontánea aparición de ulceras en esas extremidades.

Estos delicados miembros están expuestos a sufrir pequeños traumatismos y/o heridas que son de difícil cicatrización, lo que genera en consecuencia la aparición de infecciones que pueden tornarse graves, acompañadas de mucho dolor, las cuales al ser valoradas por un especialista, podrá definir cuál es el procedimiento a seguir, si la atención y control de las condiciones de cada paciente o la amputación.

En ocasiones, estas lesiones o ulceraciones llegan a profundizarse hasta alcanzar los huesos, lo que provoca este proceso infeccioso, un cuadro de osteomielitis para terminar con un pie con gangrena muy avanzada que puede terminar en amputación.

Chequeo preventivo

Ante este panorama, insistiremos que el mejor remedio para estas condiciones es la prevención mediante una buena reeducación en salud, para que estos pacientes inicien inmediatamente un buen programa de carácter preventivo, lo cual representa un costo mucho menor con mejores resultados.

Lo anterior lo podemos comparar con el mantenimiento de un automóvil, al cual se le revisaran todos los niveles de aceite, líquido de frenos, agua, anticongelante, aire de los neumáticos, alineación y balanceo, protección de la pintura con lavado y encerado, independiente de la protección del sol con alguna cubierta), con esos cuidados, este carro durará muchos años, siempre en buen funcionamiento, eso mismo se puede trasladar al mantenimiento del cuerpo humano.

Existe un Consenso Internacional sobre el pie diabético, donde se describe como una infección ulcerada con destrucción de tejidos, tanto superficiales como profundos.

Abordaje terapéutico

La semana pasada estuve en la ciudad de Guadalajara para valorar un paciente diabético que estaba programado para amputación del pie derecho, esto por una persona que solicitó valoración y búsqueda de otra medidas terapéuticas para evitar la mutilación, y se le explicó con palabras sencillas con datos científicos, todo lo relacionado al daño de esa extremidad, sugiriéndole un abordaje terapéutico diferente con la única finalidad de rescatar su extremidad.

Al mencionado paciente se le incluyeron sesiones de cámara Hiperbárica para mejorar la oxigenación de estos tejidos dañados en su programa terapéutico, se le programaron también sesiones de ozonoterapia tanto sistémica como local a nivel del pie dañado, y posteriormente se le programó aplicación de células Mesenquimales obtenidas de la médula ósea del propio paciente para regenerar todos los tejidos dañados e iniciar posteriormente su rehabilitación.

Para sorpresa del paciente, sus familiares y mía, el paciente tuvo una excelente mejoría, tanto de la coloración de la piel del pie afectado, como la desaparición de sus molestias, principalmente el dolor, por lo que ya inició un proceso de rehabilitación, regresando a sus labores habituales en su trabajo, y alejándose de la temida amputación, aspectos muy importantes para una persona en la quinta década de la vida y muy útil e importante en su trabajo y su familia.

Es de destacar que independientemente de este abordaje terapéutico selectivo, el paciente reforzó su educación en salud para mantener cifras normales de glucosa, y una mejoría de sus condiciones generales, a esto se le llama aumento de la calidad de vida, y en consecuencia una mayor sobre vida útil para bien de la sociedad y de su familia.

Prevención

Estimado lector, estoy seguro que usted tiene algún familiar, alguna amistad o conoce a alguien que está actualmente sufriendo de esta delicada condición metabólica, para que por favor pueda ser referido para una valoración totalmente gratuita y poder definir si pudiera ser un buen candidato para un abordaje terapéutico completo, tanto para el control de su enfermedad, como para evitar la temible amputación.

Por favor comuníquese con nosotros a Biomedical Center de Occidente para hacer una cita para valoración al 322 293 61 61 o al correo drmorales1999@gmail.com.