Cuando hay tiempo para todo

Neymar.

.

Por Humberto Aguilar

.

“Yo decido lo que hago”. Es una frase que todos hacemos cuando estamos en condiciones de ganar o perder, que generalmente es más perder que ganar.

Donald Trump lo dice porque tiene como respaldo al país más poderoso del mundo, dice y hace pendejadas de todo ser inconsciente que no valora a nadie así sea Ángela Merkel, Nicolás Maduro o Enrique Peña Nieto quien a juzgar por el texto publicado sobre la primera entrevista telefónica con el presidente de los Estados Unidos, mostró y dio respuestas cautas como se puede analizar en esa publicación dada a conocer por el Washington Post.

Los comentarios que se escuchan de políticos de toda clase, desde priistas, panistas y desde luego de MORENA son críticas para decir que es un presidente blandengue al ser cauteloso frente al presidente del país más poderoso del mundo.

Desde luego en la traducción cae mal, cuando dijo al presidente de México que no usaba la mano fuerte para vencer al narcotráfico y que ellos con el ejército norteamericano acabarían de inmediato con las grandes mafias.

Trump mostró su poca calidad moral al hablar de esa forma a México. Es fácil decir lo que no va hacer mucho menos se le va a permitir, cuando gran parte de ese problema del narcotráfico se propicia en los Estados Unidos, por el alto consumo de drogas de la población norteamericana más la intensa venta de armas que se trafica por el consulado norteamericano. Esas armas se pueden comprar incluso por internet y se ponen en suelo mexicano con toda facilidad.

Ya se ha repetido que en Estados Unidos se consume la droga, el gobierno norteamericano propicia la venta de toda clase de armas y México pone los muertos.

.

“YO DECIDO LO QUE HAGO”

Neymar dijo a pregunta expresa que él decide lo que hace, el futbolista está en edad de decirlo, de determinar su futuro precisamente a cambio de 225 millones de euros pagados por el millonario árabe dueño del equipo Paris Saint Germain. Dice que no lo hace por dinero, pero ganará anualmente 30 millones de euros, algo así como un euro por segundo de vida en los próximos cinco años.

Dice que su decisión fue para ganar más gloria y ser proclamado el mejor del mundo. Eso precisamente habrá de demostrarlo en el campo.

El PSG de inmediato se coloca entre los favoritos para ganar la Champion o por lo menos ser finalista este mismo año. Ser el mejor del mundo habrá de demostrarlo Neymar en la cancha frente a equipos de mucha calidad entre estos el mismo Barcelona del que se aleja por la nada despreciable suma de ganar un euro por cada segundo que respira durante los próximos cinco años.

Precisamente Neymar tiene tiempo para todo, es un buen jugador, no se le niega, está en edad de decir lo que quiere hacer sin llegar a la estupidez del presidente de los Estados Unidos.