El Lago de Tos-Cano

Dizque actos de terrorismo,
por allá, por Venezuela;
acá fosas clandestinas,
para que también nos duela.
Diez cuerpos en Sinaloa,
diez y nueve en Zacatecas
–viéndolos con humor negro—
ya jamás tendrán jaquecas.

Sin la alegría del joropo
va este blues de Venezuela,
donde ya eran más de nueve
y otra vez parió la abuela;
adonde la noche es larga
y ya muy corta es la vela.

Hay nuevo constituyente
y es de protestas motivo;
hay chavismo pajarero
y errabundo ejecutivo,
con dictatorial afán,
disuelve al legislativo.

Allá, Venezuela sufre
estar dividida en dos;
acá, múltiples facciones
la hacen de violenta tos.
Y a nuestros países pesa
estar tan lejos de Dios.