¿Ven a Enrique de la Madrid como candidato a la grande?

Enrique de la Madrid.

.

Por Gregorio González Cabral

.

El secretario  federal de Turismo, Enrique de  la  Madrid,  se  autodestapó  hace  meses. Ante los magníficos  resultados  que  sigue  dando el turismo a  México, aprovechó para  decir: aquí  estoy.

Nada de saltar las  trancas. Desde un  principio  aclaró  que  lo  hacía con  la autorización  de  Peña  Nieto.

Moviéndose  anda  por  todo el país. Sobre todo  buscando que le  conozcan,  con  todos  sus   estudios los  empresarios  opinantes  quienes  gustan de   oír   el  qué  harían,  cómo  lo  harían y con qué lo harían   los  que  quieren  ser  presidente.  Enrique  de la  Madrid en  eso,  como  pez  en el  agua.

Ahora  anda   en las   reuniones  de los  PRI, previas   a la  asamblea  del  sábado. Ahí  es  dejarse  ver. Saludar. Acercarse   a  quienes recuerdan  a su papá, a quien eso de hacer compadres no   se  le  daba e ir  conociendo  a las “fuerzas vivas” y  a los más vivos que  le pueden   servir cuando  de baños  de  pueblo  se  trate.

En los últimos  días,   columnistas capitalinos han insistido  en que  Peña  Nieto le  tiene  más  deferencias  y le   dedica más  tiempo  a  Enrique  de la  Madrid, aunque no  deje  de traer al de Educación  como guarura.

Llegue  o no, está  en la  jugada,  donde   se metió  con  éxito  a sí   mismo. Conste que  no utiliza a  los  turisteros   como   su  grupo, pero  bien sabe que  le  responderán  si  se le hace.