Gente PVToma Control

¿Qué es la fibromialgia?

Dr. Raúl Morales

.

Estimados amigos, la semana pasada acudí a la ciudad de Guadalajara para valorar a una paciente en la quinta década de la vida, por presentar un singular cuadro clínico que había sido revisado por diferentes especialistas sin lograrse una mejoría importante, llegándose a la conclusión de que se trataba de un padecimiento de lenta evolución y que clínicamente se caracteriza por la presencia de dolores intermitentes muy molestos a nivel del sistema músculo esquelético.

En estos pacientes además del dolor siempre los acompaña una híper sensibilidad en la piel, quizá este cuadro se presenta con mucha mayor frecuencia en nuestra comunidad, pero no es diagnosticado comúnmente y puede confundirse con otras muchas patologías.

.

Las cifras

En las publicaciones de la literatura médica, solo se reportan alrededor de 10 millones de personas que lo padecen a nivel mundial, por lo cual este cuadro clínico puede pasar desapercibido porque las personas que lo sufren regularmente no se quejan, sufren en silencio, ya que a pesar de sus molestias, no encuentran respuesta con tratamientos convencionales.

Existen personajes muy famosos que padecen este cuadro incapacitante, por lo que lo consideramos importante como tema en el presente artículo. Quizá usted conozca alguno de estos personajes famosos, tales como María Antonieta de las Nieves, la Chilindrina en el programa del Chavo del Ocho, Morgan Freeman, muy conocido por la gran cantidad de películas que ha filmado en el mundo, la cantante Irlandesa Sinead O´Connor, que durante sus actuaciones manejaba su espectáculo con mucha energía en todos los escenarios sin quitar el hecho que padecía de algunas manifestaciones de dolor y fatiga, y así como los artistas ya mencionados, existieron otros personajes como Frida Kahlo, quien alzó la voz y comunicó a su círculo de amigos que ella sufría de molestias prácticamente similares a las de este cuadro, al que aún no se le definía claramente como fibromialgia.

Antecedentes históricos

En palabras claras, la fibromialgia es una enfermedad crónica que se conoce por sus síntomas desde hace muchos años, pero que no se ha estudiado lo suficiente para poder tener abordajes terapéuticos adecuados que resuelvan esta enfermedad, sin embargo, se le relaciona con algunos padecimientos de carácter psiquiátrico y/o autoinmune.

Algunos antecedentes históricos dicen que desde mediados del siglo pasado varios estudiosos de la medicina consideraron a la fibromialgia como un cuadro de somatización, es decir que se puede confundir con histeria, por las características que presentan estos pacientes; algunas dolencias, pero estas no siempre pueden identificarse como daño físico porque no presentan signos o manifestaciones, de algún daño orgánico, por lo que pueden considerarse a esos pacientes como si sufrieran una enfermedad neuroconversiva, sin embargo, puede explicarse esta condición como un cuadro psicosomático.

Etiológicamente, no se tiene un origen definido y su condición clínica comúnmente se le atribuye a  conflictos psíquicos internos que puede padecer el paciente, y son expresados finalmente con signos físicos por daño a nivel neuromuscular. Aquellas personas que padecen este trastorno, normalmente visitan a muchos médicos con el objetivo de detectar cual es la causa o del porqué de esta alteración física, y así poder recibir tratamiento adecuado y que le alivie sus molestias.

Alodinia

En la era moderna fue hasta el año de  1992 en que se hizo la definición nosológica y su consideración en el ámbito médico, aunque siempre ha estado presente la controversia, sin embargo, los resultados de las investigaciones han dado como resultado un consenso global indicándose que es un padecimiento neurológico, y que las manifestaciones clínicas del dolor son el resultado de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central lo que genera alodinia.

Alodinia es la percepción anormal del dolor, nacido de un estímulo mecánico, químico o térmico, que de manera normal es indoloro, pero este hecho puede tener elementos de retraso en la percepción y de la sensación de dolor residual, este especifico dolor, aparece como respuesta a un tacto o estímulo ligero y está señalado por la actividad de los mecanorreceptores de bajo umbral en presencia de una neurona central transmisora del dolor sensibilizada.

Estos mecanorreceptores siempre reaccionan a la presión mecánica o a cualquier otra distorsión, comúnmente se encuentran en la piel, en el pelo y a veces en la cóclea del oído, que son las más sensibles y traduce las presiones de aire en sonido, estas estructuras muy finas corresponden a terminaciones nerviosas que actúan como transductores transformando un estímulo mecánico, químico o electromagnético en un impulso nervioso.

Se han descrito algunas predisposiciones de carácter genético, ya que esta enfermedad es ocho veces más frecuente entre miembros de la misma familia y es diez veces más frecuentes en mujeres que en hombres.

Desde el punto de vista psiquiátrico

Desde el punto de vista psiquiátrico algunos pacientes refieren síndrome de fatiga crónica como también fibromialgia; estos pacientes clásicamente se quejan crónica y persistentemente de manifestaciones físicos que no es posible identificar su origen, lo que dificulta un manejo terapéutico.

En el presente siglo se han publicado diferentes estudios incluyendo la neuroimagen, que han confirmado la integridad funcional de los núcleos y áreas cerebrales implicadas en la depresión, por lo que ahora se puede afirmar que está descartado que la fibromialgia sea una variante depresiva.

Si tiene usted algún amigo o familiar con manifestaciones de Fibromialgia, por favor contáctenos a Biomedical Center de Occidente al teléfono: 29 3 61 61 o al correo drmorales1999@gmail.com.