¿Ya se les agotaron las credenciales viejas?

Enrique Ochoa Reza.


Por Gregorio González Cabral

.

A lo  mejor  no  tenían otro tema para el asamblea  del PRI, pero  extraña  la  enorme importancia    a retirar   la  norma  de para  ser  candidato por  ese partido, sea   requisito  haber sido miembro  del  PRI  diez  años antes.

Esas  boberías  siempre las  han  calentado  los priistas, pero también  siempre  terminan agachándose y  callándose  cuando les  imponen, como siempre,  a ilustres  desconocidos   e incluso a  conocidísimos que  vienen  de  otros partidos. Todo  “sin  violar los  estatutos”.

Le  hacían  muy  fácil:  cada   “sector”  tenía y  guardaba   credenciales  en blanco, con  la firma del presidente nacional    y  el  secretario   de ese año;  listas  para cuando  se  ofrecieran. Las  había  desde cuando  Silvano Barba González, por si  hacía  falta  acreditar militancia más que añeja;  pero también  las  de  Beatriz Paredes,   las de los  Madrazos, de   dulce,  mole  y picadillo, porque  a algunos  les tocaba credencial firmada por   Dulce María  Sauri.

Así de fácil:  el Señor  Presidente  quería  que  su compadre,  fuera  abanderado de  las  fuerzas   vivas,  nada  tarugas, de inmediato hacía  llamar  al  encargado del  partido    y le  ordenaba   entregarle  pergamino firmado  por Porfirio  Muñoz  Ledo,  quien también  fue  presidente  nacional del  PRI, como priista   distinguido era  El Peje.

Pero ahora:  se  les acabaron las   credenciales  atesoradas  y  algo  falló  en Tepito, porque  al  hoy  presidente  nacional  del  PRI  no  le  inventaron credencial y por lo contrario,  sí  le  encontraron entrevista    de  cuando era el  responsable  de  fraude  electoral, donde niega   tres y cuatro  veces pertenecer o haber  pertenecido  al  PRI.  Porque  eso y  no  la versión  de que  desde los   19  años  se  andaba juntando  con los del  PRI, es la  versión  que   se  recuerdan  los priistas.

A lo  mejor  Enrique  Ochoa  Reza   era   entusiasta  priista  en  la  Universidad  de  Columbia y los  domingo se  iba a adoctrinar  oaxacos  a  donde  tocaba “taquío”.

Ahora  ya  quitaron hasta  el   estorbo  de  los  artículos donde  se les  exige, por lo  menos,  falsificaciones  fechadas   diez  años   antes. ¿Con eso  exigirán que  les  pregunten  quién va  a ser su  candidato? Para  nada.  Es  show,  es  show.