Gente PVNutrición Sana

Los beneficios al desayunar antes de ir a la escuela

Algunas de las consecuencias de saltarse el desayuno son, decaimiento, falta de concentración y mal humor, esto debido al déficit de glucosa -nuestro principal combustible energético- que produce el ayuno.


Por Fabiola Ramírez Vázquez
Nutrióloga

.

Buenos días queridos lectores, espero hayan tenido excelentes días de vacaciones, y ya que se están preparando para el inicio del próximo periodo escolar empezando por programar los desayunos con sus hijos, hablaremos de este importante tema en la alimentación de todas las personas.

Hace días tuve una entrevista en la radio sobre este mismo tema; y siempre me llama la atención, que muchas de las mamás no sepan aun con tanta información e ideas por todos lados, qué darles de desayunar a sus peques, o que no encuentren la explicación o justificación sobre la importancia de tal o cual alimento, por eso les hablaré en esta ocasión de los efectos y los beneficios de tomarlo al iniciar el día, ya que hacerlo o no, es parte de los hábitos familiares.

Tomar un buen desayuno ayuda a realizar ingestas más altas de la mayor parte de los nutrientes que el organismo precisa. Las personas que no desayunan suelen seguir una dieta de peor calidad, mientras que quienes lo hacen, suelen hacer una dieta con menos grasa y más rica en fibra, vitaminas y minerales.

La palabra desayuno significa romper ayuno. Como padres de familia, ¿cómo crees que debas romper el ayuno de tu hijo?, ¿qué alimento crees que es adecuado para comenzar el día? Yo no te dejaré una dieta ni plan armado, sólo quiero motivarte a que razones y analices, qué es lo que tu mamá te daba, qué es lo que tú le das, y qué es lo que deberías darle.

¿Qué ocurre si no desayunamos?

Algunas de las consecuencias de saltarse el desayuno son, decaimiento, falta de concentración y mal humor, esto debido al déficit de glucosa -nuestro principal combustible energético- que produce el ayuno. Hay que recordar que a primera hora de la mañana el organismo lleva ya entre 8 y 10 horas sin recibir ningún alimento. La falta de glucosa empuja a nuestro cuerpo a quemar otras reservas energéticas, lo que causa múltiples alteraciones en el normal funcionamiento orgánico. En edades escolares, esto condiciona el aprendizaje y acarrea un descenso del rendimiento, ya que la capacidad de locución o expresión, de memoria, de creatividad y de resolución de problemas quedan particularmente afectadas.

Para conseguir alimentarnos de forma saludable, debemos cuidar que nuestros hábitos alimentarios sean los correctos. Tan importante es proporcionar a nuestro organismo los nutrientes que necesita, como hacerlo de la manera apropiada, sólo así se consigue mantener un óptimo estado de salud y obtener un máximo rendimiento físico e intelectual. Tenemos que sensibilizarnos de que el desayuno es de suma importancia para nuestro organismo. Después de horas sin recibir ningún alimento, la insana costumbre de levantarse sin comer hasta la hora del almuerzo, o el simple hecho de no desayunar, influyen negativamente en nuestro rendimiento y concentración.

No debemos olvidar que un desayuno de calidad requiere tiempo. Se aconseja invertir entre 15 y 20 minutos para desayunar y hacerlo sentado. Evidentemente, el tiempo empleado para desayunar es uno de los condicionantes más importantes para que el desayuno sea adecuado. El desayuno es una de las tres comidas importantes del día. De hecho, los expertos en nutrición sabemos que el desayuno debe aportar nada menos que entre el 20% y el 25% de la energía que necesitamos cada día para vivir.

Mejora el estado nutricional: Indispensable tanto en el crecimiento como en el desarrollo. Si el desayuno incluye: pan tostado, tortilla de maíz, cereales integrales de desayuno, galletas de avena o amaranto, etcétera, el consumo diario de grasa es menor. El consumo de estos alimentos contribuye a aumentar los aportes calóricos realizados a partir de los hidratos de carbono (pura energía), reemplazando otros con mayor contenido graso y sin fibras (bollería industrial, repostería, galletas, pasteles etcétera).

Aumenta el rendimiento físico e intelectual: El aporte de un buen desayuno de glucosa facilita la concentración, la memoria y nuestras habilidades intelectuales. Omitir el desayuno pone en marcha una serie de mecanismos en el organismo (descenso de la hormona insulina y aumento de cortisol y catecolaminas…) para mantener la glucemia (nivel de azúcar en sangre) en valores aceptables. Estos cambios hormonales alteran o condicionan la conducta e influyen negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

Proporciona buen humor: El desayuno elimina la hipoglucemia (baja azúcar en sangre), con los alimentos adecuados aportas al organismo vitaminas del complejo B, estimulando neurotransmisores para el buen humor.

Ayuda a controlar el peso: Un desayuno equilibrado permite regular el peso gracias a que evita el picoteo durante toda la mañana, lo que resulta esencial a la hora de controlar el peso. Las personas que desayunan mantienen el peso dentro de límites saludables en mayor medida que las que omiten esta ración.

Reparto equilibrado de las calorías: Un correcto desayuno permite un reparto más armónico de las calorías de la alimentación a lo largo del día, en 4 ó 5 comidas.

Te dejo mis datos porque estoy segura que te gustará tener una guía sobre alimentos adecuados para iniciar el día, tanto para ti como para tus hijos.

Lic. Fabiola Ramírez tu nutrióloga. Whatsap 3221392402, e-mail: fabyluchis911@hotmail.com  dale like a mi página Facebook Nutrición & Dieta:  tips, temas de salud, nutrición, recetas.  Que tengas lindo día, ahora ya sabes algunos de los beneficios que aportan el desayuno; justificación y pretexto para comenzar a tener buenos hábitos al comenzar el día.