Empresa FamiliaGente PV

La importancia de las buenas relaciones personales en tu empresa familiar

Para tener resultados extraordinarios, es indispensable establecer buenas relaciones en la vida cotidiana.

.

Por: C.P.C. y M.I José Mario Rizo Rivas

.

Una sana convivencia mejora el ambiente laboral

Todo ser humano coexiste necesariamente rodeado de personas; no es posible concebir al hombre aislado como protagonista de su destino. Y como nadie “vive solo”, ya que siempre hay gente a nuestro alrededor con quienes nos comunicamos y mantenemos interrelaciones, surge una claro vínculo de convivencia donde es prioridad conocer, dominar y aplicar el conjunto de normas y técnicas donde se desenvuelve nuestra existencia física, laboral y efectiva.

Para tener resultados extraordinarios, es indispensable establecer buenas relaciones en la vida cotidiana, ya que en ocasiones, éstas son más poderosas que el mismo dinero y generan por sí solas un efecto multiplicador de recursos con los que de manera individual no contamos.

Los nexos son muy necesarios e importantes, ya sea en el trabajo, en la comunidad, en la escuela y en la familia, ya que una buena relación genera confianza y esta es la base para lograr diversos objetivos.

En el trabajo son un factor indispensable para que el personal busque un beneficio común.

El individuo que sabe cómo crear una interacción con todo tipo de personas, los trata de manera respetuosa y les da la importancia que tienen (ya que todos somos relevantes: obreros, gerentes, contadores, ingenieros, presidentes de un consejo, políticos, albañiles, maestros, etc.) cada uno contribuimos con nuestro trabajo para lograr un resultado de grupo, todos somos fundamentales en lo que hacemos y es importante que se nos valore.

“Cuando se trata de relaciones personales todo se empieza con el respeto sincero y con el pensamiento de hacer valer a los demás.” John C. Maxwell.

Las experiencias compartidas y la confianza son la base para que crezcan las relaciones, ya que entre más experiencias se compartan, será mayor el respeto que se genera y por lo tanto un compromiso para ayudarnos mutuamente.

Para estrechar una buena relación hay que preocuparnos por escuchar a los demás, entender y aceptar sus puntos de vista y sus necesidades. En este punto se ha cometido el error de que uno siempre quiere ser el primero en ser tomado en cuenta y no permite hablar a sus compañeros, además de su falta de compresión.

En nuestra vida, sea cual sea, y en la profesión, debemos dar prioridad a lo que señala John C. Maxwell, que sin duda reportarán grandes dividendos a nuestras relaciones:

  • La palabra menos importante: Yo
  • La palabra más importante: Nosotros
  • Las dos palabras más importantes: Muchas Gracias
  • Las tres palabras más importantes: Todo queda perdonado
  • Las cuatro palabras más importantes: ¿Cuál es tu opinión?
  • Las cinco palabras más importantes: Haz hecho un buen trabajo.

Aplícalas en tu día a día de manera constante y empezarás a ver los resultados.

Si te propones tener buenas relaciones, tendrás como recompensa el convertirte en una persona admirada por casi todos y percibida como sensata, convincente y con poder de influencia para generar el trabajo en equipo.