El Lago de Tos-Cano

De chile, dulce, de mole
y con cinismo el atole,
No sé que tengo en los ojos
que ya puras mulas veo,
mienten con cínico afán
y piensan que se las creo.
Pidiendo pruebas en contra,
se declaran inocentes;
se les acusa de ratas,
no de que sean penitentes.

Lero, lero, candelero,
se fue la tarifa cero.
Le dio la Tremenda Corte
pa’tras al legislativo,
cuyo color de la orina
no gustó al facultativo.
Vamos a ver que decide
quien tenga que decidir;
los usuarios, obviamente,
nada tienen que decir.

Con Barcelona penamos
el terror que lamentamos.
Mientras el mundo critica
el ataque terrorista,
en México los partidos
ya tienen la bolsa lista.
Casi siete mil melones
el año entrante les toca
para la compra de votos,
por si el mercado se aloca.

Esos melones
son solo para empezar,
pues ya sabemos
que amigos no han de faltar.