El Lago de Tos-Cano

Ira fundamentalista
y aberrante fanatismo
llenaron de luto a España
y enlodan el islamismo.
Mientras a la grilla llegan
los tiempos de chapulines,
a quienes alguien define
como grillos chinchulines.

Sin internet nos quedamos
y no escucharon reclamos.
Los partidos, cada cual,
llevando agua a sus molinos
y la grilla, en general,
suspirando por los pinos.
Con frentes electoreros
entre espurios y legítimos;
con un cachete enemigos
y con el otro muy íntimos.

Y ya sobran chapulines
en busca de trampolines.
De lo peorcito resultan
los partidos mexicanos,
luego de ser comparados
con latinoamericanos.
El PRI, el PAN, el Perderé,
la Morena y la morralla,
en cuestiones de agandalle
se llevan una medalla.

No lo inventé,
con los golosos partidos
muchos millones
habrá que dar por perdidos.