Reconocimiento a los cien años de “El Informador”

Tanto  el  Congreso del Estado,  como las  autoridades municipales  de  Guadalajara,   empezaron a   manifestar  público  reconocimiento  a los  cien  años  de  presencia  del  diario “El  Informador”   de la   ciudad capital   de  Jalisco.

El  próximo  5  de octubre, ese   periódico llega a los  primeros  cien años  de aparecer  continuamente en  la ciudad, con  influencia  evidente  en  todo el  occidente del país. Junto  a “El  Informador”  sólo aparecen en  nuestro país, “El Dictamen”  de  Veracruz que surgiera en  1898,  “El  Universal”  de  la Ciudad  de  México nacido en  1916  y “Excélsior” igual de   la  Ciudad  de  México,  de 1917.  El selecto  grupo  de  decanos   del   diarismo  mexicano.

Fundó  y dirigió  “El  Informador”,  don Jesús Álvarez del Castillo,  en  sociedad   con  don Ramón Castañeda, don Eugenio  Pinzón, don Ernesto  Javelly, don Mario  Favier,  don Enrique Teissier;  los  tres  últimos, distinguidos   líderes de  la  Colonia  Francesa  en Guadalajara.

Después  de don Jesús  Álvarez del Castillo,   en 1966, tomó la   responsabilidad  del  diario  su  hijo, don  Jorge Álvarez  del  Castillo. A  la muerte de  don Jorge, llegó al  relevo  la tercera  generación: Carlos  Álvarez  del Castillo Gregory,  su actual director.

Datos  del   mismo  periódico  indican que en  este momento  tiene  20 mil  500  suscriptores, más   promedio de   15  mil  ejemplares  diarios   vendidos en  puestos   y  tiendas.  “El Informador” no  ha enfocado  su objetivo a enorme  circulación,  pero   sí hacia un  público con  capacidad para  tomar   decisiones,  poder  adquisitivo  y  lealtad  por generaciones.  Difícil  lector  para  conseguir y  retener,  como  “ El Informador” lo  ha logrado  con  la  respuesta lógica   de los  buenos  anunciantes.  El  gran  plus  de “El Informador”  es ser   confiable  para  algo  fundamental en la   vida diaria  de  una  comunidad:  comprar y  vender.

Ante la  sobrevivencia  exitosa  de    un  diario  impreso  por   todo  un  siglo,  los  elogios no  pueden  superar   el simple hecho. Grande   es el mérito  y  enorme  el  servicio  prestado  por  “El Informador” a  su ciudad y  a  los diferentes rumbos de influencia histórica tapatía.

Conocedores  de  toda  la  convicción,  perseverancia  y  voluntad   que significa  el hecho,   “Vallarta Opina” se une   a  las  felicitaciones a  los  Álvarez  del Castillo  y   en   especial  a don Carlos Álvarez del Castillo Gregory  por este  brillante esfuerzo, inspiración  para los  jaliscienses.