De encuestas y de resultados

José Antonio Meade.

Por Humberto Aguilar

.

Son tiempos de política con tiempos de que cada quien mata las chinches como le da su gana, esto porque tanto en Jalisco como en la Ciudad de México y como en todo el país los partidos buscan mover la actividad con encuestas en donde los resultados marcan sorpresas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha establecido la estrategia de celebrar este año cinco reuniones en diferentes partes del país para que quienes integran el partido acuerden como van a eliminar o cómo van a seleccionar sus candidatos, en la suma de esas cinco reuniones se estableció públicamente que cuatro de sus personajes políticos figuran como posibles candidatos a la presidencia de México en las elecciones de 2018.

Ya sabemos los nombres: José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño y José Ramón Narro Robles. No quiere decir esto que uno de los cuatro va ser candidato, son las figuras políticas a las que todo mundo le puede alabar o los puede criticar en forma abierta, sin restricciones, pero a la vez imaginar sin duda las cualidades de cada uno y sus posibilidades.

En el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) la decisión para elegir a los probables candidatos al gobierno de la Ciudad de México se dijo que sería mediante una encuesta que realizaron entre cuatro de los personajes más sobresalientes que fueron: Ricardo Monreal, Martí Batres, Mario Delgado y Claudia Sheinbaum, de estos cuatro el de mayor experiencia política y de mayor futuro es sin duda Ricardo Monreal, seguido por Martí Batres y la señora Sheinbaum, más el resultado de la encuesta que no convenció a nadie fue que ganó la señora Claudia Sheinbaum, en segundo lugar Martí Batres, tercero Mario Delgado y en último lugar: ¡Oh, sorpresa! Ricardo Monreal.

Conocer estos resultados fue provocar en Morena el descontento de Ricardo Monreal quien manifestó en todos los medios donde le aceptaron entrevistas, su inconformidad, desechando la posibilidad de cambiar de partido, como ya lo hizo en Zacatecas que del PRI saltó al PRD y ganó la gubernatura. Negó la posibilidad y se dice admirador de Andrés Manuel López Obrador, pero totalmente inconforme con los resultados de la encuesta, ya que se hacía seguro candidato a gobernar la Ciudad de México por Morena.

.

ZONA METROPOLITANA DE GUADALAJARA

En los cuatro municipios más importantes de Jalisco en donde gobiernan candidatos de Movimiento Ciudadano, de motu proprio se hicieron encuestas para decidir si merecían alargar su mandato por otro periodo más de gobierno.

A las claras se ve que se trata de un truco publicitario ya que los resultados fueron que no hay mejores candidatos que los presidentes municipales de esta zona metropolitana de Jalisco. La ciudad de Guadalajara en Jalisco es la cereza del enorme pastel.

Muy diferente la condición en Puerto Vallarta, Arturo Dávalos, el presidente municipal, figura como lógico candidato a ganar las elecciones de junio próximo, solo que no cuenta con la aprobación del líder moral del MC, Enrique Alfaro, quien insiste que el candidato sea de nuevo Ramón Guerrero, a quien todos conocemos como “El Mochilas” de muy negra historia en esos tres años que gobernó este municipio.

Arturo Dávalos merece esa candidatura por el trabajo realizado en estos tres años en los que se han visto notables avances en obra pública, en seguridad y en apoyo a las clases necesitadas, la obra que se ha hecho en las colonias populares con el programa casa digna le han ganado admiración a su trabajo.

Se dice que, en caso de que no cuente con el apoyo del MC, Arturo Dávalos optará por buscar la reelección con el membrete de otro partido.

El más probable sin duda podría ser Acción Nacional, del cual alguna vez fueron miembros la mayor parte de sus actuales funcionarios. De tal suerte pues que, de encuestas y de resultados hay que tener duda.